Carmena expropiará la casa que inmortalizó Robert Capa

0
111
Robert Capa, 1936

C. Linares.- El Ayuntamiento de Madrid ha decidido finalmente que expropiará Peironcely 10 -la casa en Vallecas inmortalizada por el famoso fotógrafo de guerra Robert Capa durante la Guerra Civil- y que realojará a los inquilinos, impidiendo así que su propietario la eche abajo, como tenía planeado.

A fecha 25 de octubre de 2017, ya se ha iniciado el expediente de planeamiento correspondiente al cambio de calificación por una modificación puntual que implica la expropiación y desde el consistorio esperan tener la aprobación inicial antes de final de año.

La Junta Municipal de Puente de Vallecas paralizó la licencia de demolición por un defecto de forma hay que faltaba documentación.

El siguiente paso fue la denegación de la licencia después de que el propietario del inmueble afirmara que entendía que se le otorgaría tras una serie de meses por silencio administrativo.

publicidad

La Junta tomó esa decisión para que no se derribara, pues está comprometida a proteger el edificio.

Ante la precaria situación económica de las familias que viven en este edificio, se pondrá a disposición de todos los vecinos de Madrid los recursos de los servicios sociales, incluido su solicitud a vivienda protegida.

De las familias de Peironcely 10 sólo la han pedido cinco de ellas.

Las solicitudes se hicieron en enero y se les dará el tratamiento que indique la valoración de los servicios sociales.

Peironcely 10

En Madrid hay un edificio de viviendas que en 1936 se hizo famoso en todo el mundo -menos en España, donde estas fotos estaban censuradas- gracias al fotógrafo de guerra Robert Capa que, posicionado del lado republicano, retrató los efectos de la Guerra Civil Española entre los civiles.

Ubicado en la calle Peironcely (Entrevías), en noviembre de 1936 sufrió los efectos del asedio y los bombardeos de la Legión Cóndor.

Gran reportaje de #RobertoGómez para Zoom Telenoticias de @telemadrid https://t.co/xOD5NKmccC #SalvaPeironcely10 @ComunidadMadrid @MADRID

Formaba parte de un barrio de viviendas de protección pública destinada a su alquiler a familias obreras, que fue bombardeado por la aviación alemana. Sólo se salvó este inmueble que, gracias a la foto de Capa, que muestra a unos niños jugando a sus puertas, llegó a ser portada de periódicos en Suiza o Francia en diciembre del 36.

Este verano, una campaña pidió la protección del inmueble y su declaración como edificio protegido.

La Dirección General de la Comunidad de Madrid notificó su decisión de “desestimar” la solicitud de Bien de Interés Patrimonial para Peironcely 10.

Y el Ayuntamiento de Madrid se comprometió a proteger el edificio, incluyéndolo en el catálogo de bienes y espacios protegidos.

Entre los inquilinos hay 21 adultos y 13 niños.

— · —

Compartir

Deja un comentario