La casa ametrallada de Madrid que Robert Capa no pudo salvar

0
281
Robert Capa, 1936

S. R.- En Madrid hay un edificio de viviendas que en 1936 se hizo famoso en todo el mundo -menos en España, donde estas fotos estaban censuradas- gracias al fotógrafo de guerra Robert Capa que, posicionado del lado republicano, retrató los efectos de la Guerra Civil Española entre los civiles.

Ubicado en la calle Peironcely (Entrevías), en noviembre de 1936 sufrió los efectos del asedio y los bombardeos de la Legión Cóndor.

Gran reportaje de #RobertoGómez para Zoom Telenoticias de @telemadrid https://t.co/xOD5NKmccC #SalvaPeironcely10 @ComunidadMadrid @MADRID

publicidad

Formaba parte de un barrio de viviendas de protección pública destinada a su alquiler a familias obreras, que fue bombardeado por la aviación alemana. Sólo se salvó este inmueble que, gracias a la foto de Capa, que muestra a unos niños jugando a sus puertas, llegó a ser portada de periódicos en Suiza o Francia en diciembre del 36.

El inmueble permanece en pie 81 años después, pero Madrid Salud, organismo dependiente del Ayuntamiento, señala que “el edificio observa problemas de insalubridad y muy deficientes condiciones de habitabilidad que suponen un grave riesgo para la salud física y psicológica de los moradores”.

Este verano, una campaña pidió la protección del inmueble y su declaración como edificio protegido.

La Dirección General de la Comunidad de Madrid notificó su decisión de “desestimar” la solicitud de Bien de Interés Patrimonial para Peironcely 10.

Y el Ayuntamiento de Madrid se comprometió a proteger el edificio, incluyéndolo en el catálogo de bienes y espacios protegidos, pero incluyendo la resolución de las malas condiciones de habitabilidad del edificio.

Ahora su dueño, propietario de numerosos inmuebles de la capital, está dispuesto a derribarlo. La demolición tendrá lugar antes de fin de año, según informa este viernes 13 de octubre de 2017 el diario El País.

Los inquilinos, 21 adultos y 13 niños, ya han sido informados de que deben abandonar sus viviendas.

— · —

Compartir

Deja un comentario