Una foto de Robert Capa cambiará la vida a los vecinos de Peironcely 10

0
236
Robert Capa, 1936

S. R.- El fotógrafo de guerra más famoso del mundo, el húngaro Robert Capa, por muchos conocido gracias a su foto ‘La muerte de un miliciano’, retrató en 1936 el Madrid de la Guerra Civil y sus fotos dieron la vuelta al mundo, que no a España.

Su foto de la calle Peironcely 10, en Vallecas, en la que se ve a unos niños jugando ante una vivienda de protección pública destinada a su alquiler a familias obreras, bombardeada por la aviación alemana, llegó a ser portada de periódicos en Suiza o Francia en diciembre del 36.

El bombardeo alemán acabó con los todos los edificios de la zona, quedando en pie sólo éste.

Se convirtió en icono de la Guerra Civil española más allá de nuestras fronteras.

publicidad

A España no llegaría hasta 1975, una vez acabada la dictadura.

Capa, fotógrafo posicionado del lado de los republicanos, sufrió la censura de sus fotos hasta la llegada de la democracia. Los españoles tuvieron que esperar 40 años para ver sus fotos en la ‘Gaceta Ilustrada’.

Aquella fachada de la foto de Capa, ahora muy cambiada, será declarada patrimonio protegido, según se ha votado en el pleno del distrito de Vallecas este miércoles 5 de julio de 2017, con los votos a favor de Ahora Madrid, PSOE y PP y la abstención de Ciudadanos, tras una campaña llevada a cabo por más de 20 entidades que pedían su conservación.

Con esta declaración, se busca una doble protección patrimonial (en el Catálogo de Bienes Espacios Protegidos y reconocida como Bien de Interés Cultural), que impediría que la casa desapareciera.

En la actualidad, el edificio está habitado por familias muy humildes, que viven en condiciones de precariedad. Los impulsores de la la protección del edificio, que pasará a ser patrimonio de la ciudad, pedían también una mejora de las condiciones de vida de estos vecinos.

En el pleno celebrado ayer, se aprobó asimismo mejorar la situación de los vecinos del inmueble y las condiciones de habitabilidad del mismo.

— · —

Compartir

Deja un comentario