Botella: “Estamos acostumbrados a un nivel de limpieza muy alto”

0
139

S. R.- Apenas 24 horas después del anuncio oficial de huelga indefinida en la limpieza viaria de Madrid, que tendrá lugar a partir del 28 de octubre, la alcaldesa de la ciudad ha asegurado que la capital está limpia si bien “puede estar mejor” y ha afirmado que los madrileños “se han acostumbrado a un nivel muy alto de limpieza en sus calles”.

En la línea de sus declaraciones del pasado 21 de septiembre, cuando dijo que “los turistas se extrañan de lo limpia que está Madrid”, ha repetido que la gente que viene de fuera la percibe como una ciudad muy limpia. Yo la veo limpia y, aparte de verla limpia, soy activa y si veo algo que no está bien, aviso al delegado para que lo arregle”, ha dicho.

Basta pasear por sus calles para apreciar que la ciudad no está limpia y lo estará aún menos a partir del próximo 28 de octubre, cuando comience la huelga. Ante este hecho, ha echado balones fuera al decir que al Ayuntamiento sólo le corresponde fijar los servicios mínimos: “Es una cuestión entre la patronal de limpieza y los sindicatos”.

publicidad

En su opinión, “El ochenta y tantos por ciento de los madrileños están satisfechos con la calidad de vida de la ciudad”, que se encuentra “en el top 10 en calidad de vida en Europa”.

Un total de 2.951 de los 3.000 trabajadores de limpieza viaria y jardinería de Madrid que participaron en las dos asambleas celebradas este miércoles 16 de octubre ratificaron la huelga: acordaron que la única alternativa a la huelga es la retirada de los anuncios de los ERES y de la bajada salarial del 43%.

El pasado 4 de octubre, la patronal Aselip le informó a UGT que algunas de las empresas adjudicatarias del servicio presentarán Expedientes de Regulación de Empleo (EREs) para despedir a unas 1.400 personas de las más de 6.000 que trabajan en dichas concesionarias, más del 23%.

“La mayoría de las empresas adjudicatarias de los servicios de limpieza viaria y jardinería, en el Ayuntamiento de Madrid, han anunciado a los representantes de los trabajadores su intención de presentar un ERE extintivo, que afectaría a 1.400 trabajadores”, explicó entonces el sindicato en un comunicado.

Según la organización, desde los inicios de estos contratos integrales, los trabajadores se han visto afectados por “ataques indiscriminados por parte de las empresas, como despidos camuflados en la no subrogación de 350 trabajadores, incumplimiento de forma continuada del convenio colectivo o vulneración de derechos”.

A estas cuestiones se le añaden, han destacado desde la organización, que las empresas plantearon recientemente una oferta que suponía una bajada de más de un 40 por ciento en los salarios de los trabajadores y la “supresión prácticamente total de los derechos reflejados en el convenio colectivo (vacaciones, jornada, licencias)”.

“Ante esta brutal agresión, la Unión General de Trabajadores, manifiesta que la única contestación posible, es la convocatoria de huelga indefinida para todo el sector”, han añadido.

Un contrato por objetivos

El Consistorio ha reagrupado los diferentes contratos que la ciudad tenía en materia de recogida de residuos y los ha unificado en un único contrato de prestación de servicios vinculado al resultado.

De este modo, los indicadores en la calidad de los resultados estarán vinculados al pago a las empresas y no a los medios puestos a disposición del consistorio, que calcula un ahorro de nueve millones de euros, es decir, entre un 8 y un 15% de las cantidades actuales.

Baja la tasa de basuras

Y, dado que la ley impide al Ayuntamiento cobrar a los ciudadanos más de lo que cuesta la limpieza de la ciudad, en los próximos meses bajará la tasa de basuras, como anunció el pasado 19 de septiembre.

Compartir

Deja un comentario