Lissavetzky, con Gallardón: propone peatonalizar el Paseo del Prado

0
231

F. Molla.- ¿Cómo reformar el eje Prado-Recoletos? ¿Evitando el paso de coches, reduciendo carriles y permitiendo el acceso a los peatones? ¿o construyendo un túnel que absorba todo el tráfico y permitiendo a los conductores circulan por donde quieran? La primera es la propuesta de Gallardón, totalmente contraria a la de Aguirre, que firma la segunda. Tras casi diez años sin resolver el asunto y cinco después del contencioso que mantienen ambos, este martes el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, ha comunicado su propuesta, que consiste en la peatonalización parcial del Paseo del Prado durante los fines de semana para uso y disfrute de la ciudadanía.

Coincidiendo con la Semana de la Movilidad, el portavoz municipal del PSOE ha dicho que ésta “es tan necesaria como factible”, entre otras cosas porque “rebajaría los altísimos grados de contaminación atmosférica y acústica” de esa zona de la ciudad. “Esa medida conseguiría además recuperar el Salón del Prado para los madrileños y la gran cantidad de turistas que lo recorren y potenciar el ‘Paseo del Arte’ entre Colón y Embajadores”.

Lissavetzky considera que “la peatonalización que propone su Grupo “puede y debe llevarse a cabo precisamente porque los fines de semana decrece el tráfico rodado en la zona y aumenta el peatonal”. “Alcanzaríamos buenos resultados sin crear grandes problemas de circulación rodada”, ha subrayado.

Proyecto de coste cero

La propuesta del PSOE se divide en dos tramos: Atocha y Neptuno y y Neptuno-Cibeles. En la primera se dejaría un carril reservado para el autobús en sentido sur-norte y se peatonalizarían los actuales carriles junto al Botánico y el Museo del Prado, mientras que los cuatro de bajada se dejaría en dos por sentido y se mantendría el carril bus norte-sur.

Entre Neptuno-Cibeles se dejaría también el carril bus en sentido sur-norte y se dirigiría el tráfico de subida por el lateral de la plaza y el Palacio de Cibeles. A su juicio, esto “adelantaría además los posibles resultados de la remodelación del Eje Prado-Recoletos, un proyecto que cuenta con el apoyo de todos los partidos y el conjunto de las administraciones pero que sigue paralizado en un toma y daca de retrasos entre el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid”.

“Es una decisión sin coste económico pero con gran beneficio ciudadano”, ha sentenciado. La propuesta de Aguirre, millonaria, no podría llevarse a cabo por el coste que implica. Consciente de ello, y sin posibilidad de afrontar el pago, la presidenta no ha dudado en decir en público que el paseo del Prado “está bien como está”. El futuro del eje sigue por tanto en el aire.

Compartir

Deja un comentario