Botella se queda sin su contrato de limpieza al quedar desierto

0
224

P. Rodríguez.- Hace un año, el Área de Medio Ambiente y Movilidad que entonces presidía la actual alcaldesa, Ana Botella, comenzó a preparar el pliego de condiciones del nuevo contrato que pretendía integrar los servicios de limpieza viaria y de  mantenimiento de zonas verdes en el distrito de Salamanca, elegido para probar el nuevo modelo de contratación de servicios por objetivos que el Ayuntamiento de Madrid quería implantar en 2013 en toda la ciudad, como informó un mes antes  Zonaretiro.com.

Pero este lunes 17 de diciembre, la propia Botella ha anunciado la “retirada de la disposición que regulaba la tasa de basuras”, si bien mantiene el “compromiso de reducirla un 12% para el siguiente ejercicio”.

“Tras declararse desierto el concurso para la adjudicación del nuevo contrato integral de residuos, se ha tenido que retirar la ordenanza que regula este servicio cuyo estudio económico estaba basado en las condiciones del nuevo contrato”. “Próximamente se aprobará una nueva Ordenanza”.

Foto: Daquella manera (Flickr)

El pasado 31 de octubre, Botella, y el nuevo delegado de Medio Ambiente, Antonio de Guindos, anunciaron que el nuevo contrato “integrado” saldría con un presupuesto de licitación de 542.887.357,36 euros para un periodo de ocho años prorrogable por otros dos y dijeron el precio tipo de licitación se reducía en un 16% respecto a 2012, pensando ahorrar 11 millones de euros al año al unificar desde el próximo 1 de enero 13 contratos de recogida de residuos en uno solo.

publicidad

Ensayo en el barrio de Salamanca

El Ayuntamiento escogió el distrito de Salamanca porque “es el primero en el que concluye la vigencia de los anteriores contratos”, confiando “en que los resultados sean los esperados para extenderlo al resto de la ciudad”.

La entonces delegada de Medio Ambiente, Ana Botella, contestó en la Comisión del Área una pregunta de la concejal de Izquierda Unida Raquel López sobre esta unificación de servicios públicos y ha indicado que, con esta integración, se podrán aprovechar “las sinergias existentes”, y que con este modelo de contratación, ya no se exigirá un número determinado de recursos sino unos resultados, se avanzará en la “racionalización del gasto público”.

Situación de la calle Maíquez este martes día 20 por la mañana – Zonaretiro

La autora de la pregunta opinó sin embargo que con esta nueva fórmula se iba “a pasar también otra cosa más que inevitablemente: va a haber despidos”.

“¿Quién le ha dicho a usted que va a haber recortes en el servicio de limpieza?”, le respondió Botella, a quien le pareció “muy sorprendente” que la edil pensase “que la forma de contratación debe quedar anclada en un momento”, y le llegó a preguntar si creía que fue negativo dejar atrás “el Madrid de los traperos”. No conforme con la respuesta de Botella, la concejal de IU insistió: “no me ha quedado claro si va a haber despidos”, a lo que no obtuvo una respuesta.

“Reducir prestaciones poco a poco”

Según expertos en contracion publica consultados por Zonaretiro cuando el plan salió a la luz, “el objetivo de la unificación se contratos y servicios es claramente reducir la prestación poco a poco, abaratando el coste de la externalización, teniendo en cuenta que el Ayuntamiento de Madrid tarda ya una media de 18 meses en pagar a proveedores”.

“Recientemente el Servicio de Limpieza Urgente (SELUR) ha quedado desierto, lo que indica las dificultades que tiene el Ayuntamiento para hacer atractivos sus servicios externalizados. Se deshace la práctica que puso en marcha el concejal de limpieza López Viejo, que troceó todos los distritos para imponer a las empresas adjudicatarias un recargo del 3% en publicidad. Así, el Ayuntamiento centraliza aún más el servicio y deja ya sin efecto real la existencia de las Juntas de Distrito”, añadió entonces la misma fuente.

Compartir

Deja un comentario