A Metro se le rompen las vías

12
866

J. E. Villarino*.- Metro deberá contestar a las preguntas que más abajo le hacen los conductores de la Línea 10, una de las más demandadas del metropolitano madrileño. Era de esperar, después de los EREs, después de los recortes, después de las ventas ruinosas de trenes, que llegasen las incidencias por falta del mantenimiento preventivo adecuado, tanto de la infraestructura como de los trenes.

Los gestores parece que andan más ocupados en ponerle nuevos nombres comerciales a las estaciones, organizar exposiciones y demás saraos para lucimiento de los políticos que les mandan, que en que las vías no se rompan cada tres por cuatro, las puertas de los trenes cierren a la primera, no se caigan los paramentos de los túneles y otras lindezas que siempre pagan los sufridos usuarios.

La denuncia sindical 

Los conductores de Línea 10 escribimos este comunicado debido a los últimos incidentes producidos en la línea y remitimos el mismo al Coordinador o en su defecto al responsable que corresponda.

En la última semana hemos sufrido los siguientes incidentes:

– Desprendimiento parcial del paramento entre las estaciones de Príncipe Pío y Lago por vía I.

– Rotura de carril entre las estaciones de Plaza de España y Príncipe Pío por vía I.

– Rotura de carril entre las estaciones de Cuatro Vientos y Joaquín Vilumbrales por vía I.

– Rotura de carril entre Begoña y [Confirmar con los conductores de tarde].

– Descarrilamiento de un tren en la estación de Fuencarral a su paso por la diagonal dirección Tres Olivos.

Además nos preguntamos:

– ¿A qué se debe la pérdida de códigos de vía en ciertos trenes ante la señal “PC6” entre las estaciones de Cuzco y Plaza de Castilla por vía II?

– ¿A qué se debe la pérdida de modo de conducción en ciertos trenes ante la señal “1031 A” entre las estaciones de Nuevos Ministerios y Gregorio Marañón por vía I?

– ¿A qué se deben los problemas con las puertas de ciertos trenes en la estación de Lago por vía II?

– ¿Por qué sigue sin funcionar la diagonal de Puerta del Sur desde hace más de un año?

– ¿Por qué está inutilizada la bretelle de Tres Olivos?

– ¿Por qué siguen en obras los tramos entre las estaciones de Colonia Jardín / Aviación Española y Cuatro Vientos / Joaquín Vilumbrales por ambas vías desde hace más de un año?

Está claro que existe una evidente falta de mantenimiento en las instalaciones y ello puede repercutir negativamente en nuestra integridad física o en la de los viajeros que transportamos.

Exigimos que se nos responda por escrito garantizando nuestra seguridad durante el cumplimiento de nuestra jornada laboral y que se tomen las medidas necesarias para subsanar las incidencias mencionadas anteriormente.

Las inversiones y el correcto mantenimiento, esenciales en un servicio público

publicidad

Metro, como otros modos de transporte es un servicio público que abre los trescientos sesenta y cinco días al año, diecinueve horas al día, haciendo miles y miles de kilómetros todos los días, transportando casi 700 millones de viajes al año. Por lo tanto, como dijo el otro, las bromas, con gaseosa. Toda esta zurra a que se ven sometidas vías y trenes necesita que todas las noches, unas y otros tengan un mantenimiento adecuado, aparte el mantenimiento predictivo, de mayores proporciones, que se practica cada cierto número de kilómetros, lo mismo que los trenes de Renfe, los aviones, etc. De no ser así, el negocio empieza a desmoronarse.

Como puede verse en el gráfico, Metro ha dedicado en el bienio 2010-2012 menos recursos en los servicios y en el mantenimiento de sus infraestructuras, vías y trenes, lo que debe tener su reflejo en la realidad misma, como así ha ocurrido. Desgraciadamente, todavía no se han publicado los datos de 2013.

metro-1

Las consecuencias ya están a la vista: todo un rosario de incidencias relacionadas con las vías y los trenes que ya comienzan a dar la cara y que son consecuencia directa de los recortes en los presupuestos de mantenimiento.

Política de externalización de servicios 

Poco a poco, Metro ha ido externalizando todo tipo de servicios, hasta tal punto de que solamente los empleados de su plantilla se reducen a los conductores, y el cada vez más escaso personal de venta en las estaciones que se han visto sustituidos por máquinas autoventa. Cuenta aparte son los empleados en las tareas administrativas y de los servicios centrales. En el último ERE causaron baja 670 trabajadores de una plantilla de 7.600.

Captura de pantalla 2014-03-04 a la(s) 00.51.46

Como pone de manifiesto el cuadro anterior, el 100% de la seguridad (que no es de circulación) está externalizada, lo mismo que la limpieza de los trenes, y otro tanto cabe decir de la limpieza de las estaciones, oficinas, vestíbulos, etc.

Por otro lado, casi el 40% del mantenimiento de los trenes, la tercera parte de las instalaciones y el 40% de la obra civil e infraestructuras, también han sido externalizados.

Ante estas cifras, cabe preguntarnos en qué invierten su tiempo los empleados de Metro, salvo aquellos cuyo cometido es el de conducir los trenes.

Alguien debería dar alguna explicación de por qué se desmoronan vías e instalaciones estando éstas externalizadas y con plantilla de la casa sobrante. ¿Están mal contratados los servicios de mantenimiento? o ¿no se exige a los contratistas que cumplan con los protocolos de mantenimiento acordados? El consejero debe salir y dar explicaciones y no sólo para decirnos que todo va bien y todo es una maravilla.

*José Enrique Villarino, economista y consultor, especialista en Transporte, y miembro del Foro del Transporte y el Ferrocarril (FTF).

Compartir

12 Comentarios

  1. Hola. Como trabajador en Metro de Madrid SA, conductor y de la citada línea 10, suscribo el comunicado que menciona, punto por punto y le respondo eso de a qué se dedican el resto de la plantilla:
    El personal de mantenimiento lo han reducido a la “mínima expresión”. Desde hace diez años llevan reduciendo el número de efectivos en esta sección. Para que se haga una idea ahora hay 1 persona donde antes había 5-6 para desempeñar dicha función (vías, línea aérea, obras, tornos, etc…). Lo han ido supliendo con contratas que, me perdonen, no es lo mismo, como cabe de esperar. Claro que en muchos casos no disponen de material para reparar, sobretodo, vías (L10,…)

    En mi caso personal, cuando me dirijo a mis superiores pidiendo explicaciones, se me quedan con cara de póquer. Con un “ya lo están arreglando…”
    Los directivos, que cada vez tenemos más y mejor pagados, no se a qué se dedican, cualquier cosa menos hacer bien su trabajo parece. Lo único que importa, tal vez, sea la imagen exterior y están demostrando que el viajero de a pie les importa bien poco.
    Llevamos cuatro años protestando estos recortes, no sólo lo hacemos por nuestro salario, como lanzan a la opinión pública. No somos el enemigo, sólo la cara visible de la empresa, los que utilizamos las herramientas que nos deja esta dirección. Somos los primeros que entendemos a los usuarios-clientes-viajeros y, desde aquí, como hago a diario, les convoco a que pongan todas las reclamaciones necesarias a una empresa que se desmorona.
    Nosotros, los trabajadores, estamos temiendo que ocurra alguna desgracia como en Metro Valencia, esperemos que no sea así. Pero parece que se está buscando.

    Un saludo.

  2. ¡Hola! Utilizo a diario la Línea 10 y aunque no llego al nivel de detalle que comentáis aquí, resulta obvia la degradación.

    Especialmente preocupante me parece que en el tramo Colonia Jardín-Aviación Española, así como entre Lago y Batán y Plaza de Castilla y Chamartín, el tren vaya siempre “frenado”, aquí mencionais unas obras que nunca parecen acabarse. Yo lo que veo es que en la entrada de los túneles de esos tramos hay carteles amarillos que avisan al conductor de que activen el sistema automático de frenado.

    Cuando he preguntado en la web de Metro de Madrid siempre me han respondido con evasivas así que aprovecho y escribo por aquí. ¿Cuál es la causa real de que los trenes tengan que ir tan despacio y con el freno automático puesto? ¿Hay peligro de descarrilamiento?

    Muchas gracias.

    • Hemos hecho estas dos preguntas a Metro. A la primera responden que “temporalmente los trenes circulan a menor velocidad, por la realización de tareas de mantenimiento en algunos tramos de la línea”.

  3. siento q los trabajadores muchas.veces os lleveis lo peor,pero hoy pejemplo,llegando a puerta del sur,bajamos a.coger metro sur y el tren nos.cierra en la cara,siguiente tren 10 min,q.no.son muy reales,y el siguiente en 17 min,hasta q.punto es el conductor o metro kien decide cerrar la puerta a esa gente(yo entre ellas) en la cara,y a las 22 de la noche q.mucha gente.viene de trabajar tenga q esperar ese gran tiempo,por que el tren no espero menos de un.minuto,q es.lo q hubieramos tardado en montar,cuando muchas .veces se kedan hasta 5 min parados en la estacion?

    • Soy conductor de Metro. Sobre lo de cerrar la puerta en las narices a los clientes. La empresa nos obliga a cumplir con unos tiempos de recorrido y de espera en los andenes(en cabeceras 60 segundos). No dando casi margen para poder esperar en los andenes a los viajeros. 10 segundos de espera de más por estación en una línea de 24 estaciones supone un retraso de 4 minutos en total,y nos amonestan.La mayoría de nosotros solemos abrir,pero tenemos órdenes de una vez cerradas las puertas no volver a abrir y salir zumbando. Las paradas en esceso la regulan desde el control.

  4. Trabajad un poco metreros de mierda y dejad de quejaros…vivís de puta madre. Salarios infladísimos, jornadas de trabajo que y las querrían muchos…y os quejáis de qué??? iros a la mierda

    • No hay nada más subnormal que un currito que se indigna porque sus condiciones sean peores que las de otros curritos. Carne de pepero.

  5. Al de “hasta los cojones”: si tuvieras que hacer tu el trabajo que hago yo en metro a lo mejor ya te habias tirado por la ventana, tonto a las tres.

Deja un comentario