PSOE, IU y UPyD piden al PP que demuestre la rentabilidad de privatizar los centros sanitarios

0
130

P. Rodríguez.- 600 euros per cápita en la pública frente a los 441 de la privada. Es el argumento principal del Partido Popular para argumentar que mantener la sanidad pública en la Comunidad de Madrid es más caro que permitir que la gestión privada se encargue de los hospitales. Pero la oposición, contraria a la intención del partido del gobierno de la región, al igual que todos los sectores profesionales sanitarios de la comunidad y los vecinos, que han expresado su opinión a través de manifestaciones y firmas (368.108 sólo en el caso de La Princesa), quiere que presenten informes en los que se demuestre que realmente la gestión privada es más barata y eficiente.

Miles de personas se manifestan frente a La Princesa – R.P (Zonaretiro)

Tras la Junta de Portavoces de la Asamblea celebrada este martes 20 de noviembre, los portavoces de PSOE, IU y UPyD han criticado la actitud del gobierno, que ha afirmado que la izquierda ofrece información “manipulada” sobre las medidas sanitarias para “amedrentar” a los ciudadanos, y afirma no se trata de una cuestión social, sino laboral, ya que los profesionales quieren mantener “la comodidad” del empleo público.

El portavoz del PSOE, Tomás Gómez, ha acusado al gobierno de González de querer “acabar con el sistema sanitario público”. Y ha insistido: “O rectifica o le rectifica la gente”. “No le queda más camino que dar marcha atrás”, ha dicho en relación a las privatizaciones y a la conversión de La Princesa en un centro especializado en mayores. A las empresas que pretendan “hacer negocio con la salud de los madrileños”, al enriquecerse con las privatizaciones, les ha advertido de que cuando el PSOE gobierne revertirá dará marcha atrás a las mismas.

publicidad

Por su parte, el portavoz de Izquierda Unida, Gregorio Gordo, ha dicho que no hay “ningún dato” que justifique que la gestión privada es más barata que la pública, “pero sí hay datos que dicen que la gestión privada ha encarecido servicios en sanidad y educación, y también en infraestructuras, como la construcción de la M-45, que hubiese costado cuatro veces menos si lo hubiera hecho la administración”. Las privatizaciones “atentan contra los derechos sociales”, ha dicho.

Y finalmente, el portavoz de UPyD, Luis de Velasco, ha señalado que el Gobierno “está tratando de ocultar una realidad”. A las cosas hay que “llamarlas por su nombre”, y lo que se está produciendo “es una privatización”, ha dicho.

Según el PP, la gestión privada es más barata

Para el PP, nada de esto es real. Su portavoz, Íñigo Henríquez de Luna, ha asegurado que “estamos haciendo reformas estructurales para intentar no afectar a los servicios esenciales”. “Quienes se están manifestando no defienden los servicios sociales, sino la comodidad del empleo público”, y están manipulados por la izquierda, que hace que a los ciudadanos “les llegue una información que no tiene que ver con la realidad”.

En su argumentación, Henríquez de Luna se ha remitido a los datos de la Consejería de Sanidad, que asegura que la gestión pública de la sanidad cuesta 600 euros per capita y la privada 441, y ha dicho que hay que tomar estas medidas difíciles para cuadrar las cuentas, porque si España no cumple “estamos muertos” y seguirá “el camino de Grecia”

 

Compartir

Deja un comentario