El ‘blocking’ o acoso vecinal cada vez afecta a más madrileños

0
516
Vistas aéreas de la calle Máiquez - ZR

F. Mollá.- Las derramas de la comunidad, la morosidad, el retraso en el pago de las cuotas para hacer frente a los gastos comunes y los vecinos molestos suponen una “creciente preocupación” entre los madrileños, cada vez más afectados por el ‘blocking’ (acoso vecinal o entre los miembros de una comunidad de propietarios), que desemboca en insultos, pintadas en las puertas, mensajes en el buzón o llamadas o timbrazos a altas horas de la madrugada.

Así lo ha puesto de manifiesto este domingo 24 de septiembre de 2017 el Colegio de Administraciones de Fincas de Madrid (CAFMadrid), con motivo del Día Mundial del buen vecino.

“Dada la creciente preocupación que nos trasladan administradores de fincas y presidentes, desde CAFMadrid llevamos trabajando durante meses para dar respuestas de todo tipo, incluida las jurídicas, a los colegiados y vecinos afectados o preocupados por este creciente fenómeno de acoso”, ha explicado la presidenta del Colegio, Manuela Julia Martínez.

El acoso vecinal o blocking, en las comunidades de propietarios, es la actuación insistente y reiterada por parte de uno o varios vecinos que, con sus agresiones, alteran gravemente el desarrollo de la vida cotidiana de la víctima, sometiéndola a persecuciones o vigilancia constantes y generándole sentimientos de inseguridad.

Es el caso que vivió Verónica González, que siendo presidenta de la comunidad de vecinos en un bloque de la calle General Ricardos, en Carabanchel, estuvo medio año sufriendo este tipo de prácticas por parte de una vecina, “cansada de no recibir la atención que ella creía pertinente”, ha explicado a Europa Press.

Sufrió pintadas en la puerta –un día apareció la letra ‘a’ de anarquía porque la supuesta vecina se quejaba de que con su presidencia en la comunidad no había reglas–, le dejaba mensajes en el buzón para criticar su gestión y recibía continúas llamadas a altas horas de la madrugada. Sin embargo, nunca llegó a denunciarlo.

Como han explicado desde CAFMadrid, la conducta del acosador vecinal sigue un patrón patológico. Se trata de un individuo que suele buscar la solución a sus propios males desahogando su ira y violencia contra sus víctimas. El acoso vecinal está incluido en el artículo 172 del Código Penal que contempla de forma genérica el delito de acoso.

A juicio del CAFMadrid, los vecinos pueden utilizar esta vía del artículo 172 si se sienten acosados por un vecino de forma persistente e insistente y perturbados, de manera grave, en su vida diaria.

Según Vicente Magro, magistrado de la Audiencia de Madrid, aún no existe un número significativo de sentencias sobre el blocking dado que se trata de un tipo penal nuevo que entró en vigor el 1 de julio de 2015. Pero, tras esta modificación del Código Penal, “las denuncias no hacen sino incrementarse”. Este tipo de acoso está sancionado con penas de prisión de tres meses a dos años y fuertes multas.

Compartir

Deja un comentario