Los apartamentos vacacionales se imponen sobre hoteles, hostales y pensiones

0
92

S. R.- Es una moda cada vez más extendida entre los madrileños que organizan sus vacaciones en otras capitales europeas y también una forma de disfrutar de unos días festivos en Madrid capital. Esto es tanto para turistas internacionales y nacionales llegados a la capital para pasar unos días de turismo, como para familiares de los propios madrileños que vienen de visita en fechas como las Navidades y no quieren convertirse en una carga para los anfitriones.

Los alquileres vacacionales se han impuesto sobre las reservas hoteleras sobre todo por sus precios, más económicos, que permiten a quienes los contratan disfrutar de más días en el destino por el mismo precio. Algo que resulta muy interesante para hacer turismo, ya que la mayor parte del tiempo se pasa fuera conociendo rincones, visitando museos o disfrutando de las tiendas del destino escogido, y no se presta tanta atención a las estrellas del establecimiento en sí, aunque para aquellos que buscan estancias lujosas, también existe la opción de reservar alquileres vacacionales de cinco estrellas.

Las opciones son tantas que llevaría horas navegando online a los huéspedes en busca de las mejores ubicaciones, tipos de apartamentos, capacidades y precios. Y, para ellos, y como ocurre en el caso de los hoteles, existen páginas web que engloban miles de ofertas, clasificadas de acuerdo a los intereses del futuro inquilino. En plataformas como Holidu seleccionan las mejores en cuanto a relación calidad / precio y los viajeros pueden ver a qué distancia se encuentran de los teatros, cines, museos, tiendas, restaurantes, zonas verdes, parques de atracciones etc para poder organizar la agenda de sus días de descanso (la diurna y la nocturna).

Sobre todo en fechas como éstas, con motivo del puente de diciembre y las fiestas navideñas, Madrid se llena de turistas y la mayoría de hoteles cuelgan el cartel de “completo”, por lo que la opción de los apartamentos cobra fuerza, sobre todo para los viajeros más ocupados que dejan las reservas para última hora o que han improvisado una escapada como regalo de Papá Noel o los Reyes Magos.

Compartir

Deja un comentario