Luz verde al museo de Emilio Ambasz en el Paseo del Prado

0
2405

S. R.- El hasta el pasado 3 de marzo de 2014 ‘Centro Madrid Salud Retiro’ ubicado en la calle Gobernador 39 esquina con el Paseo del Prado 30, frente al Real Jardín Botánico, que dejó de serlo para albergar el futuro Museo del Arte, Arquitectura, Diseño y Urbanismo (MAADU), recibirá en los próximos días de este mes de abril de 2015 el visto bueno de la Comisión para la Protección del Patrimonio Histórico, controlada por el Gobierno regional.

centro salud retiro

Así, los profesionales sanitarios y los miles de pacientes de los distritos de Retiro y Salamanca que han sido atendidos en este edificio que durante tres décadas deberán trasladarse hasta el ‘Centro Madrid Salud Puente Vallecas’, situado en la calle Concordia 15, a 3,4 kilómetros de distancia.

centro-salud-retiro-puente-vallecas

De centro municipal a museo privado

publicidad

La concesión municipal a este arquitecto argentino precursor de la ‘arquitectura verde’ por un periodo de 75 años entró en vigor el 3 de marzo de 2014, ante el descontento de médicos y pacientes, que protestaron contra “las argucias y artimañas del Ayuntamiento de Madrid”, que en su opinión supone “un pelotazo urbanístico encubierto que puede reportar a esta fundación muchos millones de beneficio”.

museo-arquitectura-paseo-prado-0

El sindicato UGT denunció hace un año que al Ayuntamiento “le produce total indiferencia lo que suceda con los miles de pacientes que acudían a este centro”.

museo-arquitectura-paseo-prado-1

“¿Quién puede creerse que los ciudadanos de estos distritos, con un porcentaje enorme de personas de edad avanzada, van a acudir al centro de salud sito en el distrito de Vallecas, distante de sus casas y adonde se les quiere desplazar para recibir este servicio?”, se preguntan.

Un convenio millonario

Según fuentes del consistorio, el arquitecto escogió Madrid, “rechazando otras ofertas para instalarlo en Nueva York, Buenos Aires, París o Zurich” y convertirá el edificio en “un espacio abierto al público, sostenible, vanguardista y conmovedor, donde las nuevas tecnologías jugarán un papel fundamental”.

El Ayuntamiento firmó el 6 de marzo de 2013 un “convenio de colaboración” con el afamado arquitecto que “supondrá una inversión de 10 millones de euros”, “gracias a la colaboración del Ayuntamiento, la Comunidad de Madrid y la generosidad de Emilio Ambasz -cuya fundación no tiene ánimo de lucro-“, en palabras de Botella.

El edificio albergará “una colección permanente de arte, arquitectura y urbanismo revolucionario y sostenible, así como exposiciones temporales y conferencias dedicadas a los artistas más conmovedores del mundo y a aquellos que creen en la fusión entre arquitectura y naturaleza, de la que Emilio Ambasz es pionero y embajador en el mundo”, afirman, sin aportar detalles del presupuesto.

Haciendo honor a su trabajo, Ambasz diseñará un jardín vertical en la fachada y cubrirá de vegetación el tejado y en el interior, cuya remodelación costará cuatro millones de euros -según sus palabras-, se añadirá una planta a las cuatro originales, de unos 800 metros cuadrados, en la que se ubicará un restaurante al que podrá accederse aunque el museo esté cerrado.

Edificio protegido por Patrimonio

El Colegio de Arquitectos, que participa con voz pero sin voto, pone en duda la viabilidad del proyecto, ya que, derribar un edificio sin prever el coste de mantenimiento del nuevo que se piensa construir, puede elevar enormemente el presupuesto inicial de la obra.

Y afirman que la construcción del jardín vertical, cuyo coste superará los 400.000 euros, supondría un derroche para el Ayuntamiento.

“En menos de un año un edificio que era singular y protegido por Patrimonio, donde era imposible efectuar obras de mejoras para adecuarlo a las exigencias de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, pierde toda singularidad”, denuncian.

La maqueta del proyecto ha estado expuesta en la planta cuarta del Palacio de Cibeles desde el 21 de mayo hasta el 27 de octubre de 2013.

— · —



Compartir

Deja un comentario