Los madrileños pagan a 61 millones de euros/km la M-45

0
96
Un tramo de la M-45 (Fotografía: OHL)

F. Mollá.- La M-45 costará a los madrileños 2.000 millones hasta el año 2032. La obra de esta autopista de circunvalación licitada en 1996 bajo el mandato en la Comunidad de Madrid de Alberto Ruiz-Gallardón, por 330 millones de euros, acabó costando 550 millones durante la ejecución de la obra. Pero ya se han acabado abonando 1.000 millones de euros. Y hasta 2032, cuando se acabe la concesión a las empresas que se encargaron de su construcción y mantenimiento, se habrán abonado otros 1.000 millones más. 2.000 en total.

Y a esos 2.000 hay que sumar los 210 millones de euros gastados en expropiaciones indebidas -sentencias desfavorables a la Comunidad 95 millones en 2016 y más de 40 millones en 2015-, según se ha informado en la comisión que estudia la deuda autonómica en la Asamblea de Madrid creada a tal efecto, tras la denuncia del caso a manos del jefe de Concesiones de Obras de la Dirección General de Carreteras de la Comunidad, Carlos Millán Urra.

La Comunidad paga a las concesionarias de los tres tramos de la autovía, cuya construcción remonta a 1998 y se inauguró en 2002, un canon anual “según el número de vehículos que pasan”, el llamado “peaje sombra”, cuya cifra máxima anual por tramo es de 30 millones y que este año está presupuestado en 84 millones, en base a una media diaria de 98.000 vehículos.

Dentro de este canon, se incluyen los 8 millones en mantenimiento a cargo de las concesionarias, lo que supone “un coste de 145.000 euros anuales de mantenimiento por cada kilómetro, frente a los 6.250 euros de coste medio de mantenimiento de las demás carreteras madrileñas”, según el diputado de Podemos, Alberto Oliver.

La obra se licitó en febrero de 1998, en la etapa de Alberto Ruiz-Gallardón, “se presentaron seis constructoras pero quedó desierto. Menos de un mes después licitaron por procedimiento negociado sin publicidad, por valor de 330 millones los tres tramos”, según Oliver.

200 millones de sobrecoste

Millán Urra, tras recalcar su condición de “funcionario” que ocupa el cargo desde 2013 y negarse a opinar sobre el sistema de concesión y los peajes en la sombra, ha cifrado la inversión inicial en 510 millones, con “un sobrecoste no previsto de algo más de 200 millones”.

Para el PSOE, “hay que reconocer que se han hecho las cosas mal”, y con la “conjunción de intereses entre gobierno y empresas, con un resultado económico desastroso”, ya que la autovía habría “costado 350 millones si fuese ejecutada directamente por la Administración, y treinta años después costará 2.400 millones”, según Daniel Biondi.

El PP ha defendido la “urgente necesidad” de construir la M-45 en 1996, ya que unía Barajas, la estación de Puerto Seco en Coslada, Vicálvaro y el ensanche de Vallecas, y recordó que Cataluña pagó el año pasado 156 millones en peajes en la sombra, además de Navarra y Castilla La Mancha entre otras CCAA que optaron por ese sistema, según Gómez-Angulo.

La Comunidad ha pagado más de 200 millones y los correspondientes intereses en concepto de expropiaciones llevadas a los tribunales, además de canon anual que consume más de la mitad de los capítulos correspondientes del presupuesto de la Consejería de Transporte, según la diputada Victoria Alonso (Cs).

“Una carretera que está mal dimensionada en cuanto al tráfico y donde, desde luego, el PP ha contribuido a aumentar la deuda de la Comunidad de Madrid”, según Ciudadanos.

La Comunidad de Madrid tiene cuatro carreteras por este sistema, entre ellas la M-501 y la M-407, según Podemos, que pidió convocar esta comisión.

De los otros dos comparecientes previstos, uno no compareció por problemas de salud, y Francisco Javier de Águeda, cuyo nombre ha sido citado en distintos medios “en relación a la lista Falciani”, según Podemos.

Compartir

Deja un comentario