El Ayuntamiento pide reformar la L1 de Metro por tramos

0
139

L. Torres.- El Ayuntamiento de Madrid ha presentado este jueves 18 de febrero de 2016 su propuesta de movilidad ante los necesarios cortes de la línea 1 de Metro, que consiste en un servicio de refuerzo que permita acceder a los ciudadanos a la red de transporte público de alta capacidad de la forma más eficiente posible.

La línea 1 de Metro moviliza unos 13.000 viajes en hora punta. Metro de Madrid ha propuesto un servicio de autocares como alternativa al corte que planea llevar a cabo en este trayecto subterráneo, desde mayo y hasta septiembre de este año 2016.

El Ayuntamiento de Madrid ha valorado esta opción, considerando que este servicio alternativo absorbería un máximo de 1.700 pasajeros en hora punta.

Las estimaciones del Ayuntamiento de Madrid consideran que de los 220.000 viajes que usan la línea diariamente, unos 100.000 se quedarían sin una alternativa razonable de transporte con este servicio sustitutorio planteado por la Comunidad de Madrid, durante los 4 meses de la actuación de mejora.

publicidad

Ante este cálculo, insuficiente para cubrir la demanda real de los usuarios de la Línea 1 de Metro, Inés Sabanés apuesta por una solución que se apoye en el resto del sistema de transporte, que trasladará en breve al Consorcio Regional de Transporte de Madrid.

El Área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad propone dos servicios especiales de autobuses de EMT que conecten con la red de cercanías en las cabeceras del tramo afectado.

El objetivo es apostar por la intermodalidad, concentrando los recursos para acercar de la forma más eficientemente posible al sistema de transporte público de alta capacidad de la ciudad: cercanías y el resto de la red de Metro no afectada:

• El primer servicio cubriría el tramo Sierra de Guadalupe – Atocha. Con el objetivo de que los ciudadanos puedan intercambiar en Atocha al resto de modos. Aquellos vecinos de Vallecas que necesitasen ir al norte de la ciudad podrían ir a Sierra de Guadalupe, para combinar viaje con el Cercanías y ahorrar tiempo de viaje.

La línea continua propuesta por la Comunidad de Madrid implicaría 2 horas y cuarto de trayecto. Sin embargo, con la intermodalidad y el refuerzo de las líneas actuales de autobuses que transversalmente conectan el distrito con su corredor de cercanías, como la 103 y la 136 que conectan con las estaciones de El Pozo y Entrevías, este tiempo sería sensiblemente reducido.

• El segundo servicio cubriría los tramos Chamartín – Cuatro Caminos, para reforzar la accesibilidad del barrio de Tetuán que se quedaría poco cubierto durante los meses que duren las obras de la Línea 1 de metro. Se facilita el acceso a Chamartín para permitir la intermodalidad a los viajeros que necesitasen desplazarse al sur de la ciudad o el distrito de Vallecas y que no disponen de más de dos horas para hacerlo.

El Ayuntamiento, a través de esta propuesta, también evitaría dedicar recursos necesarios a un corredor, el tramo Atocha-Colón, que tiene capacidad suficiente para absorber los viajes derivados del corte de la línea 1. Es en este tramo, donde la red es más densa, hay ya suficientes alternativas a los viajeros.

Actuación por tramos, no corte total

El Ejecutivo de Cibeles apoya su propuesta también en la posibilidad de hacer la actuación por tramos para priorizar el mínimo impacto en la movilidad de los ciudadanos y evitar las muchas molestias que se prevén.

Esta parcialización se considera plenamente viable tras consultarlo con técnicos expertos en transporte ferroviario, acometiendo primero los que tienen mayores deficiencias, y trabajar en la remodelación integral de estabilización del túnel, actuación en catenaria y vía. Serían trabajos de una duración estimada de 3 o 3,5 meses calendarizados de la siguiente manera:

– 2016: Atocha RENFE – Tribunal

– 2017: Tribunal – Plaza Castilla

– 2018: Atocha Renfe – Sierra de Guadalupe

Inés Sabanés ha afirmado que “la propuesta unilateral de la Comunidad de Madrid es una improvisación que puede generar problemas serios en la gestión de la movilidad de la ciudad. Muchas cosas no han sido previstas y otras han sido previstas a unos niveles de servicio que no son aptos para un sistema de transporte como el de la ciudad de Madrid”.

Además, tras la publicación de la licitación del concurso de Metro esta semana para el servicio alternativo al corte total de la línea, se han observado serias deficiencias en su planificación:

Este ineficiente servicio generará mayor tráfico rodado -se ha valorado entre 50.000 y 100.000 viajes más en coche en días lectivos en calles que tendrán más autobuses-. Los vecinos de Vallecas y Tetuán sufrirán atascos continúo durante cuatro meses.

No se han previsto las ubicaciones ni mobiliario adecuado de las paradas, ni reservas de aparcamiento para facilitar la operación de acercamiento de los autocares. Tampoco se han planificado las zonas donde los autobuses deben realizar las operaciones de regulación en las cabeceras.

Las condiciones del pliego permiten que el servicio sea realizado en autocares Los ciudadanos disfrutan en Madrid, gracias a EMT, de un servicio de autobuses de alta calidad con una flota totalmente accesible, clase I, la única aceptable para servicios urbanos como el que se propone. Una flota de autocares no respondería a la demanda de necesidades diarias de transporte metropolitano: carritos de bebé, carros de la compra o sillas para personas de movilidad reducida quedarán excluidos con esta opción. Por ello el Ayuntamiento exige la modificación del Pliego para que se restrinja a empresas que operen el servicio con autobuses de clase I.

Sabanés ha solicitado a Metro de Madrid y a la Comunidad de Madrid “el diálogo suficiente para buscar una alternativa a la movilidad de los ciudadanos, no solo cubrir el expediente diciendo que se prestará un servicio sustitutorio a todas luces insuficiente. Si las actuaciones en la línea 1 eran tan necesarias, cómo no se ha contado con el Ayuntamiento desde un principio, cómo se saca a licitación un pliego de servicio de autobuses por procedimiento urgente, cómo desde el CRTM no se ha planteado soluciones con todos los operadores y administraciones afectados” ha concluido.

El Ayuntamiento de Madrid exigirá al CRTM que se priorice la seguridad, accesibilidad y comodidad a las y los vecinos de Madrid durante los necesarios trabajos de reforma de la línea 1 de Metro, como institución competente de la movilidad la ciudad, de acuerdo a la Ley 20/1998, de 27 de noviembre, de Ordenación y Coordinación de los Transportes Urbanos de la Comunidad de Madrid (LOCTUCM), en su artículo 4 establece que “los municipios son competentes, con carácter general, para la ordenación, gestión, inspección y sanción de los servicios urbanos de transporte público de viajeros que se lleven a cabo dentro de sus respectivos términos municipales”.

Compartir

Deja un comentario