Un plan de 1978 mejoraba las actuaciones llevadas a cabo hoy día en la red de Cercanías de Madrid

1
593

J. E. Villarino*.- Rescatado de la Revista ‘Cisneros’, un Plan de Infraestructuras de Cercanías de Madrid anticipaba en 1978 buena parte de las actuaciones llevadas a cabo con posterioridad, incluidas las dos más estratégicas, que el ministerio nunca acometió.

Estudios muy posteriores llevados a cabo por Cercanías a finales de los 90 y principios del nuevo siglo, que los ministros de entonces desoyeron, coincidieron con las propuestas de 34 años antes. Por otro lado, la Comunidad de Madrid cometió los errores de llevar el Metro a Arganda y Metrosur. Recientemente, Fomento, tras largos años de ostracismo, ha llevado el tren de Cercanías a la T-4, luego que también lo hiciera METRO.

Plan de Infraestructuras de Cercanías de 1978

¿Quién dijo que en Madrid tenemos las mejores Cercanías posibles? Miren las cosas que se han encontrado los colegas de ecomovilidad.net cuando hurgaban en los cajones llenos de telarañas. Por ejemplo, este clarísimo grafo -infinitamente más claro que la “araña” actual y el ilegible mapa “geográfico”- y las cosas que contiene, algunas de las cuales, las más necesarias, todavía no se han llevado a cabo después de 34 años, cuando eran “de cajón”, pero ahí se quedaron, en el cajón. Otras, también previstas, sí se llevaron a efecto, a veces, tarde y mal.

Entre las primeras, todavía pendientes, están dos grandes y estratégicas infraestructuras como son la tan necesaria línea transversal este-oeste y la conexión del corredor del Henares con el sur metropolitano.

publicidad

Dos estudios encargados por Cercanías, el primero allá por los años 1998-1999 para dar solución al problema de la vía 2 en la hora punta de Atocha y ampliar la capacidad de penetración norte-sur, que dio como solución la necesidad de llevar a cabo un eje transversal oeste-este para conectar la rama de Móstoles, cruzando el Pasillo Verde por una nueva estación de Imperial (la que ya dibujaba el estudio) Sol, Nuevos Ministerios para salir al corredor por San Fernando de Henares. La segunda, la conexión entre Vallecas y Villaverde Bajo, estudiada por los técnicos de Cercanías en 2001-2002, para conectar el corredor este del Henares con el gran sur metropolitano, todavía por hacer.

Propuesta de Cercanías del Túnel Transversal, homólogo del del Plan de 1978, desoída por el Ministerio

Ambas propuestas, por nacer en Cercanías, de las que ya se decía que la obligación de sus empleados no era pensar sino mover trenes lo mejor posible y dejar la planificación al ministerio (Cascos dixit) y al Consorcio de Transportes, fueron a parar al cesto de los papeles y Fomento encargó un nuevo estudio a INECO que dio a luz la parida del segundo túnel Atocha-Chamartín, o sea que más de lo mismo, que solamente sirvió para hacer pasantes dos líneas del sur al norte y viceversa. Luego vendría un tercero para la AV. El engreimiento de unos y la sumisión de otros, alumbraron un nuevo despropósito, dejando a la ciudad y la metrópoli sin un eje ferroviario transversal de gran capacidad y los dos sistemas el norte-este y el sur deslocalizados e inconexos ferroviariamente. Aún lo siguen estando el sur y el este.

Como se puede ver, las “grandes cosas” que creemos haber hecho, ya estaban pensadas entonces. El Pasillo Verde con la nueva estación de Imperial, el acceso a Alcobendas y San Sebastián de los Reyes desde Fuencarral, Canto Blanco, Tres Cantos, la línea de contorno con el nuevo ramal al aeropuerto de Barajas y una nueva línea a Boadilla, en vez del bodrio del Metroligero. Pues bien, poco más que lo ya dibujado en 1978 se ha hecho, salvo las nuevas estaciones y las prolongaciones, algunas de las cuales son ruinosas, comparadas con las dos cosas gordas que hemos descrito más arriba, que ya estaban claras entonces y siguen hoy en el limbo de los justos. Se ha confundido lo esencial con lo accesorio y lo esencial ha quedado sin hacer.

Ministra, ya se lo dijimos cuando tomó posesión: ni se le ocurra leerse el Plan de Cercanías 2009-2015 del PSOE, que es un plan disparatado, con planteamientos inasumibles, alejados de las demandas de movilidad de los madrileños, caro y malo. Y como ahora no tiene un duro, pues no haga nada, que con mantener lo que tiene ya le vale y si en algún año y sigue usted de ministra de Fomento tiene algo de dinero, pues piense estas cosas que ahora le contamos. Las Cercanías madrileñas ya no aguantan más prolongaciones, por eficiencia y porque ya se convierten en inoperables. Para llegar más lejos están los trenes regionales y el área metropolitana y la región ya están servidas. Claro, cada alcalde que no dispone de ellas las demanda, lo mismo que ocurrió con el AVE y los aeropuertos. No caiga usted en la misma trampa.

* José Enrique Villarino es economista y consultor, especialista en Transporte, y miembro del Foro del Transporte y el Ferrocarril (FTF).

Compartir

1 Comentario

  1. Bueno, yo soy un gran defensor del cercanias y el metro, y como ecologista convencido, lo veo un gran sustituto, cuando no se pueda usar la bicicleta, al gran enemigo, el coche, por eso creo que deberiamos incentivar esto, como una forma de ahorro, ademas, yo sigo experando que llegue el metro ligero a villuanueva de la cañada y espero que sea pronto, asi evitar esos rios de cancer llamados carreteras.

Deja un comentario