Madrid, notable en movilidad urbana

0
446

J. E. Villarino.- La consultora Arthur D. Little acaba de publicar ‘El Futuro de la Movilidad Urbana’*, en el que presenta y recoge las mejores experiencias de 66 ciudades del mundo, y sostiene que la movilidad urbana es uno de los retos más difíciles que enfrentan las ciudades, al tiempo que analiza los imperativos estratégicos para hacer frente a este reto, midiendo la potencialidad de cada una de ellas, en el horizonte de 2050.

Para ello, utiliza hasta 11 criterios diferentes (cuota de transporte público, mix intermodal, tasas de motorización, velocidad media, emisiones de CO2, etc), evaluando el grado de madurez de cada ciudad, en una escala de 0 a 100 puntos.

publicidad

El resultado de esta evaluación muestra que el valor medio fue de 64,2 puntos y que la mayoría de las ciudades de hoy han desarrollado solamente el equivalente a los dos tercios de su potencial. Entre las más punteras figuran Hong Kong (la líder) y Amsterdam, que son las únicas en alcanzar más de 80 puntos. En la parte inferior se sitúan Atlanta y Teherán, con 46,2 y 47,7 puntos, respectivamente.

En palabras de Wilhelm Lerner, Socio de Estrategia y Organización en Arthur D Little, “el 70% de la población mundial vivirá en ciudades en 2050 y la mayoría de los sistemas actuales de movilidad urbana, simplemente no pueden hacer frente a los retos del futuro. Nuestra investigación y análisis muestra que hay una amplia gama de soluciones y tecnologías disponibles para afrontarlos, pero la mayoría de los sistemas de movilidad urbana han sido hostiles a la innovación”.

Para hacer frente a este desafío de la movilidad urbana, las ciudades deben implementar una de las tres estrategias que dependen, a su vez, de su ubicación y grado de madurez: para los países en los valores altos de la escala, potenciar la cadena de valor de los viajes para promover el transporte multimodal; para los países maduros con una alta proporción de transporte privado, deben repensar su sistema y rediseñar radicalmente su sistema hacia una movilidad más pública y sostenible; las ciudades más jóvenes deben establecer un “corazón” de movilidad sostenible que satisfaga la demanda a corto plazo a un precio razonable.

Para los organismos o empresas proveedoras de movilidad, el estudio identifica también tres modelos de negocio sostenibles a largo plazo: el llamado el Google de la movilidad urbana, construido sobre una interfaz de usuario como punto de acceso a la movilidad multimodal y los servicios complementarios para impulsar la captación, a gran escala, de los consumidores finales; el Apple de la movilidad urbana, o de movilidad llave en mano, el núcleo de este negocio es la integración de los servicios de movilidad y las soluciones para los consumidores finales, como el transporte público con el vehículo y la motocicleta, compartidos; y, finalmente, el Dell de la movilidad urbana, que es un sistema con una oferta básica, tales como coches y/o bicicletas compartidos, sin integración, aunque pueden incluir tecnologías disruptivas, como las que hacen factibles el funcionamiento de Google y Apple.

De 18 países europeos, España está representada por Barcelona y Madrid, que hacen los números 10 y 11, con 72,3 y 71,8 puntos, respectivamente, superando a ciudades como Bruselas, Milán, Lisboa, Roma o Atenas, y por debajo de Amsterdam, Londres, Estocolmo, Gotemburgo, París, Viena o Munich.

*Informe completo (PDF)

Compartir

Deja un comentario