Francia ‘pasa’ de liberalizar el tren de viajeros

0
223

J. E. Villarino*.- Francia ‘pasa’ de liberalización ferroviaria y recula en la separación infraestructura-operación. Francia, a diferencia de España, se lo toma con calma. Según declaraciones del ministro francés de Transportes, Fréderic Cuvillier, nada de liberalización ferroviariahasta el 2019, que es el plazo definitivo de la UE para esta cuestión.

Foto: Cuellar (Flickr)

Mientras, en España, la ministra de Fomento quería que ya se abriese a la competencia este año, con toda la casa por barrer, y la fecha límite será el 31 de Julio de 2013. Aún así, pronto nos lo fiáis, señora.

 Según recoge el digital Vozpópuli, Francia acaba de desmarcarse de su vecino del sur y mantendrá el monopolio público del tren unos cuantos años más. El  martes, día en que Pastor hablaba ante la Cámara estadounidense, el ministro galo de Transportes, Frédéric Cuvillier, se opuso a la liberalización del operador SNCF antes de 2019 -fecha límite- y cargó duramente contra las ocurrencias españolas: “El contexto europeo no puede ser un inconveniente. Hace meses, algunos se han intentado anticipar más allá de las exigencias europeas en términos ferroviarios. Estas exigencias no han de asumirse antes de 2019”.

Se refiere Cuvillier a la prisa del departamento que tutela Ana Pastor, que a finales de julio anunció sus intenciones para el año que viene. “No podemos liberalizar y ver después qué tal”, señaló el ministro. “Ya hemos visto el resultado con el alquiler. La SNCF no estaba preparada y los arrendamientos de trenes se hundieron”. Curiosamente, algo parecido ocurrió en España con la liberalización durante la etapa de Zapatero del transporte de mercancías, que nunca ha terminado de arrancar. En Francia sólo están liberalizados el alquiler de material y el transporte internacional de viajeros.

Esto supone un duro golpe para el futuro del ferrocarril español que ve como el país vecino lleva a efecto la política de entrar en los países vecinos y prohibir que nadie meta las narices en el suyo. Por otro lado, habrá que ver cómo influye esta decisión en los planes de conexión de las infraestructuras entre ambos países. 

Pero no solamente Francia recula ante la liberalización del sector ferroviario sino que da marcha atrás en la separación entre la gestión de las infraestructuras y la operación, cosa que la UE ha venido exigiendo desde la conocida directiva 440.

publicidad

Según publica la revista Vía Libre, órgano de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, haciéndose eco del rotativo Le Monde, el ministro francés de Transportes explicó a la prensa que se constituirá un Gestor de Infraestructuras Unificado (GIU), que reunirá la actual Red Ferroviaria de Francia (RFF, independiente desde 1997), y a la división de infraestructuras de la Sociedad Nacional de Ferrocarriles (SNCF), con los 50.000 empleados que se ocupan de las obras en las vías. Este modelo tradicional es similar al que todavía mantienen los Ferrocarriles Alemanes (DB) con éxito, y que defienden a capa y espada frente a las autoridades europeas.

 Está visto que los franceses, en el ferrocarril, como en otras cosas, van por libre y hacen y deshacen a su antojo, mientras otros, caso de España, nos tiramos a la piscina a medio llenar y con la RENFE sin barrer, para luego, darnos la costalada. Como casi siempre.

*José Enrique Villarino es economista y consultor, especialista en Transporte, y miembro del Foro del Transporte y el Ferrocarril (FTF).

Compartir

Deja un comentario