La EMT compra el servicio de BiciMad por 10,5 millones

0
100

F. Mollá.- La gestión del servicio de préstamo de bicicletas de Madrid (Bicimad), hasta ahora en manos privadas, pasará a depender de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), según ha informado el consistorio este lunes 26 de septiembre de 2016.

El Ayuntamiento pagará 10,5 millones de euros a la actual concesionaria, Bonopark.

El Área de Medio Ambiente y Movilidad decide así un cambio en el modelo de gestión del servicio de bicicleta pública de la capital.

EMT y Bonopark, S.L., han acordado la cesión del contrato de este servicio. Por su parte, la concesionaria seguirá participando como proveedor tecnológico de la EMT de un sistema de bicicleta pública eléctrica único en el mundo.

publicidad

En el acuerdo se ha cuantificado los activos no amortizados del sistema que pasaran a manos de EMT: hardware y software, bicicletas, maquinaria y equipos técnicos, construcciones, mobiliario y existencias, siendo el valor de todo ello de 10.500.000 euros. Con esta cifra, Bonopark S.L. renuncia a la solicitud de reequilibrio económico registrada en octubre de 2016, que quedará sin efecto a la firma del acuerdo de cesión.

Inmediatamente y tras la firma del acuerdo, el inventario de BiciMAD pasará en su totalidad a la empresa municipal, propiedad del Ayuntamiento de Madrid, así como una licencia de uso indefinido de las patentes propiedad de Bonopark S.L.

La delegada del Área de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, ha señalado que “en términos generales he de decir que es un magnífico acuerdo que parte del entendimiento, el diálogo y la voluntad de todas las partes, BONOPARK, EMT y Ayuntamiento de Madrid, que reconoce la tarea realizada, la inversión realizada, y garantiza que esa inversión revierta para el futuro del sistema, para su estabilidad y también para su crecimiento”. Sabanés ha añadido que “se trata de una apuesta que tiene que ver con la movilidad, con el futuro, y en reconocer a la Empresa Municipal de Transportes como un gran operador de la movilidad de nuestra ciudad que -además de los autobuses, grúas y aparcamientos- tiene la capacidad para la gestión de un sistema público de bicicletas”.

Por su parte, la portavoz del gobierno municipal, Rita Maestre, ha explicado que “hoy anunciamos que la EMT va a pasar a gestionar el servicio de bicicletas de la ciudad. Es una empresa que está perfectamente capacitada para llevar adelante la gestión de un servicio tan complejo y tan importante para Madrid y que lleva años preparada para la prestación de este servicio y, por tanto, lo va a hacer muy bien.” Además Maestre ha recordado que “este paso es una demostración de que la bicicleta y la movilidad sostenible es un compromiso claro de este gobierno y de que ese camino que dijimos que íbamos a emprender lo estamos emprendiendo ya con pasos concretos”

El contrato que este lunes 26 de septiembre se cede, cifra en 4.000 el límite de bicicletas públicas para Madrid. Desde hoy se estudiará la posibilidad de realizar ampliaciones, de acuerdo a las estrategias del Ayuntamiento de Madrid, para mejorar la movilidad sostenible en la ciudad. EMT emprenderá los estudios para localizar las siguientes ampliaciones de BiciMAD de acuerdo con las juntas municipales de distrito.

Buscando la mejor solución

En octubre de 2015, la adjudicataria actual de este contrato solicitó el reequilibrio económico de la concesión, argumentando por su parte pérdidas económicas generadas por robos y vandalismo. Tras un exhaustivo análisis realizado por los servicios técnicos municipales sobre el funcionamiento del servicio, y teniendo en cuenta la excelente acogida del mismo por parte de la ciudadanía madrileña y también visitantes, y el papel estratégico de la bicicleta en la movilidad sostenible de la ciudad, el Ayuntamiento ha decidido impulsar este cambio de modelo.

Durante estos meses de trabajo de auditoría, técnica y económica, se han podido comprobar determinadas deficiencias, reiteradamente denunciadas por los usuarios y de los que el gobierno municipal era y es plenamente consciente: indisponibilidad de bicicletas; mal funcionamiento de los anclajes y errores en la interconexión base-bicicleta; mejorable atención a los usuarios, y, en general, baja calidad del servicio ofrecido.

El estudio ha sido un profundo trabajo de todos los aspectos del servicio: financiero y de recursos humanos, de calidad del producto ofrecido y de la tecnología empleada en la prestación del servicio. De esta forma, Bonopark y EMT han acordado una serie de mejoras a realizar por Bonopark en el sistema durante la fase de transición del contrato a EMT.

El gerente de EMT, Álvaro Fernández de Heredia, ha explicado que “el papel de Bonopark S.L. será el de proveedor tecnológico. EMT y Bonopark ya llevan colaborando conjuntamente varios meses y hemos tenido una total colaboración por su parte para estudiar juntos cuáles eran las posibles mejoras que podían incrementar la calidad del sistema”. Fernández de Heredia ha asegurado que “la relación entre ambas empresas es y va a seguir siendo de sintonía y por ello continuaremos con el mismo sistema, ya que estamos todos de acuerdo en que es el mejor para Madrid”.

La EMT, pieza clave para la movilidad sostenible de Madrid

La EMT inicia hoy el proceso para la gestión de este servicio gracias a su papel clave como proveedor de servicios de movilidad indispensables para la ciudad de Madrid. Este cambio permitirá mejorar la gestión del sistema y el servicio prestado a los usuarios sin cambiar los precios ni el modelo de bicicleta pública que tanto éxito ha cosechado.

La Empresa Municipal de Transportes tiene la experiencia, la tecnología, el know-how, y los recursos técnicos y humanos para poder desarrollar la adecuada explotación de un sistema de bicicleta pública. Asimismo, tiene la capacidad añadida de integrar ese modo de transporte en el conjunto de la movilidad en superficie de Madrid.

El servicio mejora, las tarifas se mantienen

De este modo y mediante la cesión del contrato, de mutuo acuerdo, entre las dos empresas mercantiles, se evita una parada en el servicio que habría perjudicado a los más de diez mil usuarios que lo utilizan diariamente. Esta operación no supondrá ningún cambio de tarifa, que continuará siendo de entre 15 y 25 euros el abono anual, y 0,50 euros la primera media hora de utilización.

BiciMAD, el sistema de alquiler público de bicicletas de Madrid, comenzó en junio de 2014. Tras la correspondiente licitación fue adjudicado a la empresa Bonopark S.L en noviembre de 2013, por un periodo de 12 años y un importe global de 25 millones de euros. Esta empresa añadió al contrato una mejora no incluida en los pliegos administrativos: bicicletas eléctricas, de modo que se convirtió en el primer sistema de este tipo a nivel internacional y cuya elección ha demostrado ser un éxito para la capital y ha significado un punto de inflexión en la utilización de la bicicleta como medio de transporte en la capital.

En la actualidad, el servicio público de bicicletas madrileño cuenta 2.028 bicicletas a motor y 4.128 anclajes repartidos en 165 estaciones. Hay más de 60.000 abonados anuales que realizan unos 10.000 usos diarios (más de 300.000 al mes).

Compartir

Deja un comentario