Los robos y atracos a joyerías madrileñas ascienden un 40% en 2011

0
447

F. Mollá.- Las joyerías de la región sufrieron un total de 158 robos y tentativas de atraco entre enero y agosto de este año, un 40% más que en 2010, cuando se contabilizaron 111 en el mismo periodo, según datos proporcionados por el Gremio de Joyeros, Plateros y Relojeros de Madrid (GJPR).

7 de enero de 2011. Un hombre, bien vestido para no provocar sospechas, solicitó la apertura del acceso a la joyería Suárez de la calle Serrano y entonces dos compinches, ataviados con gafas de sol y barbas y pelucas postizas, aprovecharon para entrar. No contaban con el desarrollado sistema de seguridad de Suárez. Ni con ello, ni con que el vigilante iba armado.

Nada más cruzar el umbral de la puerta, los empleados de esta joyería -frecuentada por famosos y clientes adinerados- activaron el sistema de seguridad, que cerró los escaparates y el interior con mamparas protectoras. Así, los ladrones no pudieron llevarse nada más que lo que se encontraba fuera de las vitrinas: concretamente un pendiente y un anillo de oro que en ese instante se estaban mostrando a un cliente.

publicidad

Y éste fue el primero de mucho. Concretamente, se produjeron 29 robos con violencia o intimidación, 59 robos con fuerza o butrones, 29 hurtos y 42 tentativas de robos. Una vez más, en la capital es donde se registraron más delitos: 108, frente a 51 del resto de la región.

El número de robos, en aumento
Por meses, en junio se registraron 30 robos y tentativas; en mayo, 26; en febrero y marzo, 20; en julio, 19; en abril, 18; en enero, 16; y en agosto, 9. A todos estos datos habrá que sumar los que recoja la Guardia Civil en su jurisdicción, que se conocerán a finales de año. Los datos de 2010 reflejaban que en el territorio madrileño de la Benemérita se cometieron cuatro robos con violencia o intimidación en joyerías y seis robos con fuerza o butrones de enero a agosto de este año.

El Gremio de Joyeros, como miembro de la Confederación Empresarial de Madrid, solicitó ya hace unos meses a la patronal todo el apoyo necesario para exigir al Gobierno español “las modificaciones imprescindibles” para solucionar estos problemas, no sólo en este sector, sino en otros de la región, “que aunque sectorialmente desconocen los datos exactos de inseguridad, sufren de manera creciente las consecuencias de la misma”.

Compartir

Deja un comentario