Oleada de robos de carteras en las rebajas de El Corte Inglés de Goya

2
855

 

F. Mollá.- “¡Vaya mañana llevamos!”, exclamó una dependienta de una conocida firma de joyería, al ver cómo dos responsables de la seguridad de El Corte Inglés de Goya sacaban a la calle a un ladrón, pillado in fraganti.

Pero no se referían él, sino a unas carteristas que en la misma mañana de este domingo 8 de enero habían hecho su agosto en dicho centro comercial, gracias a los clientes que, dispuestos a hacer sus primeras compras en las rebajas, llevaban dinero de más en sus carteras.

Todos ellos fueron víctimas del grupo organizado de mujeres carteristas conocido como Las de Valladolid, tres españolas de mediana edad, muy conocidas por los agentes de seguridad de las tiendas de la capital por su picaresca. Alertados por la última víctima de robo de la mañana, los miembros de seguridad acorralaron a dos de ellas, pero no llevaban nada encima. La tercera se había dado a la fuga con el botín.

‘Las de Valladolid’ vuelven a actuar en Madrid

Son muy conocidas entre la Policía de ciudades como Bilbao o Madrid, así como por vigilantes de seguridad y dueños de tiendas y dependientas. Se desplazan desde la ciudad vallisoletana al destino de sus robos y pasan desapercibidas por sus víctimas, al ir bien vestidas.

Duchas en el robo al público, cuando se las pilla ya se han desecho de la mercancía sustraída, por lo que poco se puede hacer al respecto, al no ser que el acto del hurto haya sido grabado por las cámaras de seguridad. Al parecer, sobre ellas pesan varias órdenes de alejamiento en su propia ciudad y en Madrid, pero no dudan en saltárselas para volver a las andadas.

Un policía municipal de Bilbao, que conoce bien su modus operandi, aseguraba recientemente en un medio local que estas carteristas organizadas “son muy buenas”. Su modus operandi hace muy difícil su captura: “Sólo las hemos podido imputar dos veces en Bilbao porque es difícil pillarlas con la mercancía encima”, reconoce. Según fuentes consultadas por zonaretiro.com, las de Valladolid llegan a robar entre 3.000 y 5.000 euros al mes.

Compartir

2 Comentarios

  1. Lo peor es que saben que aunque las pillen en unas horas estarán libres en la calle. Me parece bien que habría que endurecer las leyes de estos pequeños hurtos cuando llegan a tanta repetición

  2. lo que habia que hacer es cortarles la mano, esas malnacidas me consta que robaron con intimidacion ( por ser tres ) a una pobre trabajadora de un comercio en mi barrio en BILBAO, sinverguenzas que campan a sus anchas en este pais de demagogos y displicentes
    mientras la clase politica que tenemos nos llama vagos y la policia y la justicia no tienen capacidad de maniobra por causa de estos politicos politicamente correctos…

Deja un comentario