La niña que denunció un intento de rapto el miércoles se lo inventó

2
5990

[BetterWeather-inline location=”40.4180,-3.6688″ inline_size=”large” icons_type=”animated” font_color=”#595959″ unit=”C” show_unit=”on” visitor_location=”off”][easy-social-share buttons=”facebook,twitter,google,linkedin,pinterest,pocket,print,mail,whatsapp,meneame” counters=”1″ counter_pos=”top” total_counter_pos=”none” hide_names=”no” fixedwidth=”yes” sidebar_pos=”left” print_text=”Imprimir” meneame_text=”Menéame”][ult_animation_block animation=”fadeInLeft” animation_duration=”3″ animation_delay=”0″ animation_iteration_count=”1″ opacity=”set” opacity_start_effect=”70″][td_block3 limit=”2″ custom_title=”En Portada”][/ult_animation_block]

L. Torres.- La niña de 14 años que este miércoles 5 de noviembre de 2014 por la noche acudió junto a su padre a la comisaría de Policía del distrito de Retiro para denunciar un supuesto intento secuestro en Ciudad Lineal cuando salía del colegio Montpellier (calle de la Virgen del Val del barrio San Pascual), ha regresado este viernes día 7 por la noche a la misma comisaría para confesar que se lo inventó todo. Algo que no descartaban los agentes del Servicio de Atención a la Mujer (SAM), que desconfiaron desde el principio que se tratara de una denuncia cierta, dados los detalles que ofrecía.

La Policía no descarta que detrás de esta falsa denuncia se escondan las malas notas de la primera evaluación, pues la joven ha suspendido siete asignaturas.

Los supuestos hechos denunciados ocurrieron, según el padre de la denunciante, profesor de dicho colegio, el pasado miércoles a las 14.45 horas, cuando la niña salía de la escuela y se dirigía a coger un autobús para regresar a su casa.

Según contó la menor, un hombre que estaba apoyado en un coche gris la sorprendió cuando pasó a su lado. La cogió de los brazos y pretendió introducirla por la fuerza en la parte posterior del vehículo ante lo que -según contó la niña- una mujer que observó los hechos, la emprendió a golpes con el secuestrador y ella huyó.

En las cámaras se ve que no ocurrió nada de lo denunciado

publicidad

Pero no huyó al cercano colegio en el que estaban sus dos padres -la madre también es profesora del Montpellier- y la denuncia no se interpuso hasta ocho horas después del supuesto suceso. Algo que hizo sospechar a los agentes.

Según informa El País, los agentes del Servicio de Atención a la Mujer acudieron al lugar en el que habrían tenido lugar los hechos y hablaron con los comerciantes y visionaron los vídeos grabados por sus cámaras de seguridad ese día. Pero no se veía a ningún hombre apoyado en ningún coche.

Únicamente aparecía un vehículo que estaba correctamente aparcado y que abandonó el lugar una hora y cuarto después (a las 16.00 horas).

Y la mujer que supuestamente habría ayudado a huir a la niña mientras golpeaba al supuesto raptor no había contactado con la Policía ni había podido ser localizada.

[BetterWeather location=”40.4180,-3.6688″ location_name=”Madrid” show_location=”on” show_date=”on” style=”modern” next_days=”on” bg_type=”natural” bg_color=”#4f4f4f” icons_type=”animated” font_color=”#ffffff” unit=”C” show_unit=”on” visitor_location=”off”]
Compartir

2 Comentarios

Deja un comentario