Así es el peligroso ultra arrestado por el apuñalamiento del Wanda

0
132

L. Torres.- El peligroso ultra Ignacio Racionero, más conocido como ‘Nacho el raciones’, que acaba de salir de la cárcel tras diez años entre rejas sin haber disfrutado de ningún permiso por su mal comportamiento, estuvo detenido por el asesinato del seguidor de la Real Sociedad Aitor Zabaleta, que tuvo lugar en las inmediaciones del Estadio Vicente Calderón el 8 de diciembre de 1998, poco antes del partido que enfrentó al Atlético de Madrid y a la Real Sociedad aquel día.

Ahora ha sido arrestado como presunto autor del apuñalamiento de un aficionado del Atlético de Madrid en las proximidades del estadio Wanda Metropolitano.

Pertenece a una facción del Frente Atlético, Suburbios Firm, y ha sido detenido a las 03.10 de la madrugada.

publicidad

Antiguos compañeros del Frente Atlético le definen como “un hombre corpulento, que bebe mucho y se droga mucho y que es capaz de apagarse tres cigarros en el brazo y quedarse tan a gusto”. Es una persona “altamente conflictiva” y que suele actuar sola.

La facción Suburbios Firm fue expulsada del propio Frente Atletico por sus relaciones con los Ultra Sur del Real Madrid.

Y él fue expulsado por el Atlético de Madrid en 2005 tras asaltar el entrenamiento del equipo en Majadahonda y encararse e insultar a jugadores y entrenadores junto a otros diez ultras.

Estuvo investigado por asesinato

El detenido fue uno de los 20 imputados por la juez del caso Aitor Zabaleta.

El asesino sentenciado fue Ricardo Guerra, cuya sentencia en 2001 le condenó a 17 años de cárcel, pero la jueza ordenó que se investigara si también intervinieron en el asesinato otras dos personas, entre ellas en ahora detenido.

Finalmente, la juez archivó la causa sobre los dos por entender que no había pruebas suficientes de su participación en la pelea que dio pie al apuñalamiento de Zabaleta, en la que intervinieron miembros del grupo ultra del Atleti “Bastión 1903”.

Fue juzgado y condenado a un año y ocho meses de cárcel junto a otras siete personas, Guerra entre ellas, por desórdenes públicos cometidos el día de ese crimen, aunque todos ellos fueron absueltos de asociación ilícita por su pertenencia al grupo radical Bastión 1903.

El diario 20 Minutos publica un perfil en el que analiza su extrema agresividad.

Compartir

Deja un comentario