Madrid se persona en más casos de violencia de género

0
35

F. Mollá.- La Comunidad de Madrid se va a personar en el último caso de violencia de género, ocurrido en Rivas Vaciamadrid el pasado 1 de enero de 2017, cuando una mujer de 40 años fue asesinada presuntamente por su pareja sentimental.

También se personará en el caso de la mujer de 27 años que murió el pasado 24 de noviembre de 2016, y en otros dos casos de agresiones graves que sufrieron dos mujeres de 28 y 34 años los pasados días 1 y 6 de diciembre de 2016.

Lo mismo hará el Ejecutivo autonómico en el caso de la mujer que perdió la vida tras caer desde un cuarto piso en Hortaleza, si el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad confirma que se trata de un caso de violencia de género.

La Comunidad ya se ha personado anteriormente como acusación popular en cinco procedimientos judiciales relacionados con casos de violencia de género, uno derivado del asesinato de una mujer en Madrid, el 4 de enero de 2016, y otros cuatro en que las víctimas sufrieron lesiones graves.

Las personaciones como acusación particular es una de las medidas adoptadas por el Gobierno regional en el marco de la Estrategia contra la Violencia de Género de la Comunidad de Madrid 2016-2021, puesta en marcha en noviembre de 2015 con un presupuesto de 272 millones de euros.

Esta iniciativa contiene un total de 160 medidas, entre las que destacan las destinadas a reforzar la prevención de la violencia de género en el sistema educativo; a facilitar el acceso a la vivienda pública a las víctimas; a proteger a los colectivos de mujeres más vulnerables; a dar prioridad a las víctimas en el acceso a programas de formación para el empleo; a llevar a cabo iniciativas de apoyo a emprendedoras; y a mejorar la coordinación de las administraciones y servicios públicos.

En la Comunidad existe una red de atención integral para la violencia de género, formada por 28 recursos residenciales y no residenciales. Entre los residenciales figuran cinco centros de emergencia, cuatro de acogida, siete pisos tutelados, dos centros para víctimas de trata con fines de explotación sexual y mujeres que desean abandonar el ejercicio de la prostitución, cuatro centros para mujeres jóvenes víctimas de violencia y un centro para reclusas y exrreclusas.

Entre los centros no residenciales están el centro de atención psicosocial Programa MIRA, el centro de día para mujeres víctimas de trata Proyecto Esperanza, el centro para víctimas de violencia sexual CIMASCAM y dos centros de día con programas específicos para mujeres inmigrantes (Pachamama y Ayaan Hirsi Alí).

Compartir

No hay comentarios

Deja un comentario