Siete Hospitales Católicos se unen en el mayor grupo privado sanitario

2
249

F. Mollá.- Los hospitales generales Beata María Ana, La Milagrosa, Nuestra Señora del Rosario, San Francisco de Asís, San Rafael, Santa Elena y el VOT de San Francisco de Asís han anunciado este miércoles 9 de abril de 2014 su unión y constitución como el mayor grupo privado de la Comunidad de Madrid y el primero sin ánimo de lucro en la región.

Los siete centros pertenecen a órdenes religiosas y juntos suman 1.111 camas hospitalarias.

En 2012, antes de ser grupo, atendieron en total a 53.434 pacientes ingresados, 228.842 estancias, 950.000 consultas externas, 205.839 urgencias, 75.616 cirugías y 6.141 partos. Y ahora lo harán bajo una única denominación: Hospitales Católicos de Madrid (HCM).

El grupo consta de 2.926 empleados, de los cuales 1.079 son médicos. Cuenta con 60 quirófanos, 15 paritorios, 7 unidades de Urgencias, 7 UCI de adultos y 5 Neonatales, entre otras instalaciones, y atienden todas las especialidades médicas.

publicidad

Al acto de presentación han acudido el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela; el nuevo consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez; el gerente de grupo, Vicente Rodríguez-Mora; y su presidente, Francisco Ferragut.

Rodríguez Mora ha explicado en la presentación del Grupo que el objetivo de esta entidad es aunar “el compromiso social y humano que derivan del ideario católico” con el fin de prioriozar el cuidado del paciente, su salud y su bienestar sobre cualquier otro.

Rouco ha dicho que este grupo realiza una labor de atención al paciente desde los “valores de la Iglesia”. Y el sustituto de Lasquetty ha destacado el “valor sanitario y social” que aporta este grupo de hospitales a la Comunidad de Madrid.

Compartir

2 Comentarios

  1. Si realmente esta unión es para difundir el espíritu Cristiano, de servicio al necesitado, a la persona sin recursos, es loable y digno de destacar. Pero si siguen siendo entidades al servicio de gente exclusiva que tienen recursos, para seguir lucrándose, no tiene mayor trascendencia.

    • Son hospitales privados, de pago y bien caro. En ellos no se atiende a nadie que no pase previamente por caja. La Iglesia una vez más trata de confundir y manipular a la opinión pública, pues una cosa es que por definición y prohibición al tratarse de instituciones religiosas no tengan afán de lucro y otra bien distinta que atiendan gratuitamente a personas sin recursos.

Deja un comentario