Clases para criar a bebés nacidos a los seis meses de gestación

1
118

L. Torres.- En Madrid nacen muchos bebés entre las semanas 28 y 32 de gestación (lo ideal es que nazcan en la semana 40, a los nueve meses del embarazo) y suelen presentar un peso por debajo de los 800 gramos.

Estos bebés precisan de unos cuidados y manejos muy especiales, que despiertan temor en algunos padres lo que les lleva a una actitud pasiva con sus hijos.

Para contrarrestarlo, en el Hospital Gregorio Marañón han creado un programa que enseña a los padres de los grandes prematuros a cuidar de sus hijos hospitalizados.

Estos niños sufren diversas patologías y presentan diferentes grados de desarrollo de los órganos. Por ello, los tiempos de ingresos varían de unos a otros.

publicidad

El porcentaje de los que sobreviven es cada vez mayor.

La Neonatología del Marañón fue la primera de toda España en estar abierta 24 horas para los padres, con lo que pueden estar todo el tiempo que quieran.

De hecho, se fomenta que acompañen al niño y lo acunen. Hay padres que están todo el día con el bebé, la mayoría se turnan, para descansar, y los que son de fuera de Madrid, generalmente pasan allí las 24 horas.

El programa del hospital incluye tanto clases teóricas como prácticas para enseñar a los padres de los grandes prematuros cómo deben realizar los cuidados básicos de sus hijos durante el ingreso en el hospital y posteriormente en su casa.

Los participantes han conseguido perder el miedo a manejar a sus hijos, se sienten útiles y aprenden las técnicas y maniobras necesarias para el cuidado de sus pequeños.

En el centro se apuesta por mantener la lactancia materna y evitar los biberones siempre que el estado del paciente lo permita, para que el niño no olvide cómo mamar.

— · —

Compartir

1 Comentario

  1. Soy el feliz abuelo de un gran prematuro (25 semanas), nació en la maternidad del Gregorio Marañón, ahora con mas de tres años puedo decir que gracias a Dios tengo el nieto perfecto.
    Doy gracias a Dios por la suerte de encontrar un equipo medico optimo, por las atenciones profesionales y personales de todo tipo, por el cariño en su trato y doy gracias por los padres que tiene mi nieto, por su abnegación continua durante el periodo que estuvo ingresado.
    Y por supuesto por la ayuda extra recibida y en la que creo

    Un saludo y un abrazo para todos, continuar así y muchos otros niños crecerán felices junto su familia
    Y a los padres, que se encuentren en esa situación, paciencia, confianza, apoyo mutuo y fe.

Deja un comentario