González ‘privatiza’ la recogida de sangre en manos de Cruz Roja

0
230

P. Rodríguez.- El Consejo de Gobierno de la Comunidad ha autorizado la celebración del Convenio de Colaboración entre el Servicio Madrileño de Salud y la ONG Cruz Roja por el que el Centro de Transfusión de la Consejería de Sanidad asumirá la coordinación, procesado, análisis, almacenaje y distribución de derivados sanguíneos a todos los centros hospitalarios de la región, ya sean públicos o privados, según ha afirmado el gobierno regional en un comunicado.

“La Consejería de Sanidad mantendrá su actividad de recepción de donantes en los hospitales de la región y en el propio Centro de Transfusión, situado en Valdebernardo, mientras que Cruz Roja se encargará de las colectas de sangre en la vía pública a través de las Unidades Móviles, en colaboración de la Comunidad y con la imagen corporativa de ambas”, ha asegurado.

Se compensará a la ONG Cruz Roja por los costes de captación, almacenaje y traslado. “El objetivo de esta iniciativa es unificar la actividad de transfusión sanguínea en la Comunidad, evitando duplicidades y optimizar así la coordinación y uso de los recursos, ya que hasta ahora tanto la Comunidad como Cruz Roja mantenían cada una un centro de transfusión y una red de unidades móviles para el tratamiento y recogida de sangre”, afirma.

Asimismo, cada entidad realizaba el análisis y procesado de las muestras, así como su almacenaje y distribución. En este contexto, cuando el Centro de Transfusión necesitaba puntualmente derivados de un grupo sanguíneo concreto, debía solicitarlos a Cruz Roja o a otras Comunidades Autónomas, lo que obviamente añadía trámites y transporte al proceso. Esta duplicidad se unifica ahora. Al reunir el procesado de todas las donaciones en un solo centro se incrementa el volumen de actividad, lo que permite garantizar, con mayor facilidad, el abastecimiento de cualquier derivado hemoterápico.

Desde los años 80 está prohibido que las donaciones de sangre sean objeto de comercio en nuestro país. Es decir, las donaciones sólo pueden ser altruistas y ninguna entidad, pública o privada, puede comerciar con la sangre o sus derivados.

Compartir

Deja un comentario