La Comunidad de Madrid no cobrará el euro por receta hasta que el TC se pronuncie sobre el “fondo”

0
147

C. Linares.- No duró ni un mes: 29 días después de su entrada en vigor en enero, el euro por receta de Madrid dejó de ser una realidad por ser “inconstitucional”, según el Tribunal Constitucional (TC), que acordó la suspensión inmediata de esta medida, al entender que vulneraba la igualdad de los españoles a la hora de acceder a una prestación farmacéutica, como ocurrió en el caso de Cataluña

receta

Entonces, al admitir el TC a trámite el recurso de inconstitucionalidad presentado por el Ejecutivo nacional, las farmacias dejaron de cobrarlo, y ahora, a la espera de la sentencia firme, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha asegurado que su gobierno no restablecerá este pago, pese a que el Tribunal Constitucional levantara la actual suspensión cautelar. González está a la espera de que la Justicia se pronuncie sobre el “fondo” de la cuestión o el Gobierno central tome una medida destinada a racionalizar el gasto farmacéutico en este sentido.

“Cualquiera que sea la decisión sobre la suspensión, no restableceremos la medida hasta que el Tribunal Constitucional responda sobre el fondo“, ha dicho en Telemadrid, donde ha explicado que el objetivo de esta medida era “concienciar a los madrileños” sobre el uso de los medicamentos.

González ha indicado que en su día, cuando el Gobierno madrileño puso en marcha esta medida, entendió que estaba dirigida “a conseguir la racionalización del gasto farmacéutico” porque éste en España “tiene unas características desorbitadas” pues es un 15% superior a la media de Europa. “Hay más de 45 millones de medicamentos almacenados en las casas”, ha afirmado.

“Responsabilidad ciudadana”

La Comunidad de Madrid enmarcó esta medida en el Plan de Garantía de la Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público de la Comunidad, “con objeto de promover una mayor responsabilidad de los ciudadanos en el uso de los recursos y un mejor uso de los medicamentos y productos sanitarios”, según el gobierno de la región.

Desde el día 1 y hasta el 29, los pacientes de la Comunidad debían abonar un euro en la farmacia por cada receta médica del Servicio Madrileño de Salud, y el farmacéutico debía entregarles un tique de compra, donde figuraba el pago por cada receta dispensada.

Se pagaba un euro por recetas de más de fármacos de más de 1,67 euros

Los únicos pacientes que no pagaban el euro eran aquellos a quienes se había recetado un medicamento de un precio igual o inferior a 1,67 euros. Y el tope de pago anual será de 72 euros, lo que supone que a partir del pago de esta cantidad las recetas no tendían el incremento del euro.

Quedaban exentos de esta medida los afectados de síndrome tóxico y personas con discapacidad en los supuestos contemplados en su normativa específica; las personas perceptoras de rentas de integración social; las personas perceptoras de pensiones no contributivas; los parados que habían agotado el derecho a percibir el subsidio de desempleo (en tanto subsista su situación) y las personas con tratamientos derivados de accidente de trabajo o enfermedad profesional.

Compartir

Deja un comentario