El Marañón crea una zona de juego para niños con diabetes

0
40

L. Torres.- El Hospital General Universitario Gregorio Marañón ha acondicionado la sala de espera a la que acuden los niños con diabetes para hacerla más acogedora, fomentar hábitos saludables y ayudar a las familias a entender la enfermedad.

Por medio de un convenio de colaboración con Lilly, el centro hospitalario ha creado en sus instalaciones un espacio lúdicoformativo denominado ‘Play Zone’ en el que, mediante juegos y materiales educativos, los niños se entretienen y relajan antes de su consulta médica o de enfermería.

Destaca en el nuevo espacio la presencia del primer personaje Disney con diabetes, la monita Coco, que protagoniza los cuentos ‘Coco y Goofy en el cumpleaños de Goofy’ o ‘Coco vuelve al cole’ y ya aparece en los dibujos animados en televisión.

Estas iniciativas “tratan de hacer ver a los menores con diabetes que con cuidados específicos se puede disfrutar de una vida plena” y es una acción fundamental para ‘Play Zone’.

En este espacio, los niños podrán aprender, de forma “sencilla, divertida” y a través del ejemplo del personaje animado Coco, en qué consiste la diabetes y “cómo conseguir minimizar el impacto que esta enfermedad puede provocar en su día a día”.

La Unidad de Endocrinología Pediátrica del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, que atiende cada año a más de 150 niños con diabetes mellitus tipo 1 desde cero a 16 años, pondrá en marcha este mismo mes una consulta monográfica de diabetes que estará dirigida por la doctora María Sanz y contará con la educadora Virginia Montero, profesionales altamente cualificadas que ofrecerán una atención especializada tanto a los niños como a sus familias.

El centro destaca en un comunicado esta faceta de los sanitarios del Hospital Gregorio Marañón ya que, además de tratar al paciente, realizan una labor didáctica y preventiva durante la edad pediátrica (infancia y adolescencia) para evitar las graves complicaciones que puede ocasionar la diabetes mellitus al alcanzar la edad adulta.

Compartir

No hay comentarios

Deja un comentario