La Comunidad de Madrid ya abre los 365 días del año durante 24 horas

2
547

P. Rodríguez.- La fecha de entrada en vigor de la polémica Ley de Dinamización de la Actividad Comercial en la Comunidad de Madrid ya ha llegado. Hoy, 15 de julio, todos los pequeños comercios y grandes superficies ya pueden abrir al público las 24 horas y lo seguirán pudiendo hacer todos los domingos y festivos.

Además de la plena apertura, esta ley incorpora una serie de medidas “dirigidas a la reactivación de la economía y las empresas”, como son la eliminación de licencias urbanísticas para el sector comercial y determinados servicios, pero la liberalización total es la parte que más ampollas ha levantado y que ha sacado a la calle a sindicatos y pequeños comerciantes que creen que esta medida irá en detrimento de sus negocios, al tener los ciudadanos la posibilidad de hacer sus compras en domingo en las grandes superficies.

Minoristas en contra

Hay un amplio sector que está a favor de la medida. Como recordaba el vocal vecino del Partido Popular en el Distrito de Salamanca, José Antonio Plaza, en un artículo reciente sobre la liberalización de horarios, según una encuesta publicada por la Organización de Consumidores y Usuarios: en Madrid el 77% de los encuestados se posiciona en contra de prohibir la apertura de los comercios en fin de semana. Aproximadamente tres cuartas partes opinan que es un tema de importancia para la ciudadanía. Y el 78% de los consumidores es partidario de volver a la libertad de horarios que allá por 1985 el Partido Socialista promovió a escala nacional.

publicidad

Plaza, que cita el éxito de los comerciantes de la Puerta del Sol para adelantar lo que, en su opinión ocurrirá, es de los que opinan que, además, la medida creará empleo. Pero varias asociaciones de comerciantes creen todo lo contrario. Una de ellas es la Federación de Empresarios de Madrid (Fedecam), que prevé que la liberalización ideada por Esperanza Aguirre “lejos de beneficiar al pequeño y mediano comercio va a provocar la destrucción de una gran cantidad de puestos de trabajo y el cierre de numerosos establecimientos”.

“Desplazarán las ventas del comercio de proximidad hacia las grandes superficies, limitando así la capacidad de elección del consumidor”. “Es una competencia ilegal que sólo beneficia a las grandes superficies y obligará a cerrar muchos comercios. Destrozará la convivencia familiar y es un atropello a las PYMES, además de restar capacidad de elección al consumidor”, critican.

Rueda de prensa del Cecoma – ZR

Según sus cálculos, la medida hará que se pierdan unos 20.000 empleos, “ya que por cada nuevo puesto que se genere en una gran superficie, se perderán entre tres y cuatro en el pequeño comercio”, dice su presidente Alfonso Tezanos -en el centro, en la imagen superior-.

“Lo importante no es tener más días para comprar sino más dinero para consumir y auguro el cierre inmediato de muchos comercios en los próximos meses de entrar en vigor esta medida”, asegura, antes de criticar que Madrid es la única comunidad autónoma que ha acudido en solitario a la liberalización.

“Libertad de domingos y festivos”

El vicepresidente de CECOMA, José Luis Molina – ZR

El vicepresidente de CECOMA, José Luis Molina, por su parte, opina que “nos venden una pantomina. No es un problema de libertad de horarios, sino de libertad de domingos que sólo va a beneficiar a las grandes empresas que están presionando para poder abrir 32 domingos al año“.

Eduardo Morán, otro de los vicepresidentes de la confederación -a la derecha, en la imagen superior-, la ha denominado como “una medida de festivos”, porque el horario abierto ya está bastante implantado y en las zonas turísiticas ya se puede abrir todos los domingos. Así, auguró una importante caída en el tejido comercial de los barrios, que los volverá inseguros con las tiendas cerradas.

La comunidad china, en contra

El empresariado chino afincado en Madrid también es contrario a esta medida, como ha contado a Zonaretiro el presidente de la Asociación de Alimentación de Chinos en España, Pedro Zhang, que argumenta que si los grandes centros comerciales abren los 365 años y los clientes se desplazan en coche a hacer allí sus compras los fines de semana, “el pequeño comercio no podrá vivir”.

El presidente de la Asociación de Alimentación de Chinos en España, Pedro Zhang – ZR

Por su parte, la viceconsejera de Economía, Comercio y Consumo de la Comunidad de Madrid, Eva Piera, argumenta que, de no liberalizarse los horarios, “se estaría privando a muchos parados y potenciales emprendedores de encontrar su oportunidad laboral”.

“No podemos ni debemos retrasar su puesta en marcha en las circunstancias económicas actuales”, opina. Se trata de dar libertad de horarios a los comerciantes “de manera que cada uno de ellos, sea pequeño, mediano o grande, determinará, sin limitación legal, los días de apertura”.

Compartir

2 Comentarios

  1. Muy completa la panorámica que trasmites.
    Negativo para los comercios de proximidad y pequeñosy un engaño para el ciudadano y trabajador.
    Claro que para los intereses de multinacionales, centros comerciales y amigos empresarios es más beneficio.

  2. ¡¡Abrid, abrid!! Total, los ciudadanos no podemos comprar… Es más…. algunos ya casi ni siquiera necesitamos comprar….

Deja un comentario