Botella y Cifuentes debaten sobre el ‘manifestódromo’ a puerta cerrada

0
114

L. Torres.- Este miércoles 2 de abril de 2014, diez días después de la manifestación y los altercados del 22M, tras los que la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, propuso proponer a la delegación de Gobierno que las manifestaciones se celebraran en lugares restringidos especialmente para estos actos, la edil ha mantenido una reunión con la delegada Cristina Cifuentes a puerta cerrada.

Cifuentes, muy dada a comentar los actos de su día a día en su cuenta de Twitter, no ha hecho mención alguna al encuentro ni antes ni después del mismo. Y, tras la charla, ninguna de las dos políticas del PP ha querido hacer declaraciones sobre lo debatido. Si bien es público que Cifuentes manifestó su malestar por haberse enterado de la intención de Botella a través de un teletipo y no mediante una carta, como dijo Botella que se lo había comunicado.

Un encuentro “privado” muy criticado

publicidad

Los grupos municipales de IU y UPyD que un asunto de tal importancia se trate de manera privada. El edil de IU, Ángel Lara, ha dicho que una reunión de carácter privado es para “las cosas privadas”, pero “algo que afecte a la vida de los madrileños no es privado porque afecta a todos los madrileños”.

“El derecho a la manifestación está regulado perfectamente y, en cualquier, caso si Botella tiene que hablar con Delegación de Gobierno, escapa al ámbito de lo privado y son necesarios luz y taquígrafos y desde luego que se expliquen los términos de esa reunión”.

Además, Lara entiende “que este encuentro afecta a todo tipo de manifestaciones, incluidas las religiosas”.

Por su parte, el portavoz municipal de UPyD, David Ortega, ha indicado que, en este asunto, “llueve sobre mojado. Ya se han enfrentado por sus responsabilidades en el caso Madrid Arena, por la detención de un bombero municipal durante una manifestación, por la instalación de cámaras en el Centro y ahora sobre la regulación de las manifestaciones”.

“Está claro que en Madrid tenemos un problema de mala coordinación institucional, cuya causa es que los máximos responsables de esas instituciones se dedican a sus ‘batallitas’ internas, en vez de cumplir con sus responsabilidades para mejorar la seguridad de los madrileños”, ha manifestado.

Compartir

Deja un comentario