Muere Alfredo Di Stéfano en el Hospital Gregorio Marañón

0
231

C. Linares.- El presidente de honor del Real Madrid, Alfredo Di Stéfano, ha fallecido este lunes 7 de julio de 2014 en el Hospital Gregorio Marañón del distrito de Retiro, en el que llevaba ingresado desde el sábado día 5, cuando a las 17.00 horas sufrió una parada cardiorespiratoria que le mantuvo “estable dentro de la gravedad” hasta la tarde del lunes, cuando murió en el centro hospitalario.

Di Stéfano sufrió una parada cardiorrespiratoria en torno a las 17.00 horas del sábado 5 de julio, cuando se encontraba a la salida de un local de la calle Juan Ramón Jiménez de Madrid, cerca del Santiago Bernabéu.

Al lugar acudieron sanitarios del Samur, que le practicaron la reanimación cardiopulmonar durante 18 minutos, tras lo cual salió de la parada.

Desde su entrada en el Gregorio Marañón, el presidente de honor del club blanco, que cumplió 88 años este viernes, se encuentra en estado de coma inducido “estable pero dentro de la gravedad” de lo sucedido como confirmó después el Hospital de la capital española.

Los problemas de salud y coronarios de la ‘Saeta Rubia’ se remontan al año 2005, cuando sufrió un infarto de miocardio mientras celebraba la Nochebuena en Valencia con una de sus hijas. En la madrugada del día 24, el que fue jugador de River Plate, Millonarios, Real Madrid y Espanyol, ingresó en el hospital de Sagunto, donde se le diagnosticó el infarto.

Ese mismo día, Di Stéfano fue trasladado al hospital ‘La Fe’ de Valencia, en el que estuvo ingresado alrededor de un mes tras ser sometido a un cuádruple ‘by-pass’ coronario y a la instalación de un marcapasos. Ya en abril del año pasado, el argentino volvió a la clínica valenciana para pasar una revisión de su enfermedad cardíaca.

Di Stéfano, quién recibió en 1989 el Super Balón de Oro (trofeo que sólo él posee en todo el mundo) disminuyó su presencia en los actos públicos durante los últimos años y habitualmente se le ha visto en silla de ruedas por el delicado estado de salud.

Compartir

Deja un comentario