El Rey Juan Carlos desaparece de la sala de plenos del Palacio de Cibeles

0
344

L. Torres.- El cuadro que el artista valenciano Manolo Valdés cedió al Ayuntamiento de Madrid con la imagen de Don Juan Carlos y que preside el pleno del ayuntamiento desde noviembre de 2011, cuando se inauguró el reformado Palacio de Cibeles, abandonará CentroCentro esta semana.

Este retrato de medio cuerpo con el monarca vestido de gala, ya no presidirá la próxima sesión plenaria municipal, según afirman fuentes consistoriales este sábado 14 de junio de 2014. “En el próximo Pleno lo cambiaremos”.

La siguiente sesión será el miércoles 25 de junio, una semana después de la entronización de Felipe VI, que será coronado este jueves 19 de junio.

El Rey Juan Carlos I inauguró el nuevo Salón de Plenos del Palacio de Cibeles, cuyo cuadro presidiía, el 29 de noviembre de 2011. Como se ve en la fotografía, acudió al acto con unas gafas de sol que tapaban el ojo que se golpeó unos días antes.

publicidad

cuadro-rey-juan-carlos-ayuntamiento-madrid

Afirmó que el cuadro le había “gustado mucho” y que se sentía “muy orgulloso” de que un artista de la talla de Valdés hubiera querido realizarlo.

Nuevo salón de plenos

El nuevo Salón está ubicado en la antigua Sala de Batalla del Palacio de Cibeles, y su reforma ha sido obra del equipo del arquitecto Francisco Parearroyo. Aunque tenía que haber sido inaugurado en septiembre de 2011, las operaciones a las que tuvo que someterse el monarca y la convocatoria electoral retrasaron el acto.

Así, el nuevo espacio ha quedado configurado de una manera similar al Plenario de la Asamblea de Madrid, con forma oval y acceso a través de un pequeño vestíbulo de entrada por la Galería de Cristal, muy cerca de la calle Montalbán.

Se trata de un Salón Plenario muy luminoso gracias a una cubierta de vidrio que permite la entrada de la luz natural, tamizada para variar su intensidad. El interior, todo blanco, refleja la luz aumentando esa sensación de luminosidad, lo mismo que sucede con los nuevos asientos, de color beige y reclinables.

Los 69 escaños están divididos en tres zonas, ocupando la Presidencia (con siete sitios) el cuarto lado, donde se ubica además tanto el retrato del monarca como una un reloj. Además, hay un atril desde el que los ediles podrán dirigirse al plenario.

También se ha recuperado la escalera original para conectar las tres plantas en las que se dividirá este ‘hemiciclo’, entre las que se repartirán el graderío público (más de 150 asientos) y la zona de periodistas, con cabinas de prensa, radio, traductores y control.

Bajo el Pleno se encuentran la biblioteca, la Sala de Pasos Perdidos, salas de reuniones y de descanso de los concejales, y un espacio para realizar ruedas de prensa.

Compartir

Deja un comentario