EEUU celebra su 4 de julio por todo lo alto en el Palacio de Cibeles

2
938

Zonaretiro.com.- El palacio de Cibeles se llenó este jueves de banderas estadounidenses para dar la bienvenida al embajador Alan D. Solomont y a miembros de la colonia norteamericana que han querido celebrar en Madrid su fiesta nacional, el 4 de julio.

Alberto Ruiz-Gallardón les dio la bienvenida en nombre “de la capital del país europeo que, junto a Francia, les ayudó más activamente a conquistar su independencia” hace 235 años. La capacidad de construir integrando –razas, lenguas, culturas– y su confianza en el individuo para afrontar nuevos retos, son dos de las características del pueblo americano que más elogió el alcalde. Consecuencia de ello es el “extraordinario desarrollo socioeconómico de EE.UU del que nuestra ciudad también participa y se beneficia”.

Como ejemplo citó el hecho de que las empresas españolas con sede en Madrid están detrás del 18,2% de la inversión directa de España en EE.UU, y Madrid recibe el 42,3% de la inversión que ese país hace en España. “Pero tan importantes como los 2.951 millones de euros que EE.UU ha invertido en Madrid desde 2006 son los lazos que esta ciudad establece con el más de medio millón de viajeros de esa nacionalidad a los que cada año acoge y que se han convertido en el 27% del total que nos visita, haciendo de EE.UU el primer país emisor de turismo hacia Madrid”.

Idea de EEUU

La iniciativa de buscar un escenario diferente ha partido del embajador Solomont, por su deseo de aprovechar la fiesta para homenajear a las empresas estadounidenses que tienen negocios en España.

La recepción tuvo lugar en la Galería de Cristal, uno de los recintos interiores de la nueva sede del consistorio, situada en la Plaza de Cibeles. Esta amplia sala, coronada con una gran bóveda acristalada, cuenta con 2.400 metros cuadrados y con capacidad para más de 1.500 personas.

 

[AFG_gallery id=’18’]

Compartir

2 Comentarios

  1. Buenisimo el evento,el servicio de catering “impecable”( Palacio de Negralejo) el personal de office,camareros,seguridad,sonido etc.perfecto.todo salió como se esparaba y como broche final “mojitos”por parte del Catering,(mejor imposible).Los invitados cordiales y educados y con mucha clase.

Deja un comentario