El Palacio de Cristal del Retiro cierra siempre que llueve por ‘goteras’

0
624

S. R.- El Palacio de Cristal del Parque del Retiro, conocido como ‘la Bombonera’, estuvo cerrado al público este fin de semana con motivo de las intensas lluvias que el sábado y el domingo cayeron sobre la capital. Los vecinos de Madrid y turistas que se acercaron hasta este espacio, unos simplemente a verlo y otros en busca de la exposición de artista checo Jiří Kovanda que fue inaugurada el pasado 30 de octubre, se encontraron con las puertas cerradas y ningún cartel informativo que explicara el motivo del cierre de este edificio acristalado del siglo XIX que abre al público de manera gratuita de lunes a domingo.

Las evacuaciones de los canalones del Palacio de Cristal – G.B.

Incrédulos, se asomaban y veían el suelo encharcado bajo la obra de este artista, uno de los más destacados de la escena artística checa contemporánea, que consistía en unos hilos entrelazados en las columnas de hierro colado de ‘la Bombonera’. Pero estas goteras nada tenían que ver con la muestra.

Varios charcos, en el suelo del interior del Palacio de Cristal – G.B.

Según ha podido saber Zonaretiro, el Palacio de Cristal estaba cerrado porque, como cada vez que llueve con intensidad, el agua se cuela por el techo y se convierte en peligroso y resbaladizo para los asistentes. Fuentes del Museo Reina Sofía, de quien depende este espacio, han explicado a Zonaretiro que  “se cerró para evitar caídas de los visitantes”.

En la pinacoteca son conscientes de que cada vez que llueve con fuerza, el agua se cuela por la parte superior del palacio. Esto es debido a que la estructura es la original de un invernadero que fue construido en 1887 por Ricardo Velázquez Bosco para acoger una exposición de flora y tiene unas aberturas características de los invernaderos del siglo XIX, para evitar las temperaturas muy altas en su interior.

publicidad

Se trataba de la Exposición ‘Flora de las Islas Filipinas’, colonia española por aquel entonces, y la construcción respondía tanto a la cultura arquitectónica de los nuevos materiales como a la historia del colonialismo del siglo XIX.

Tras aquella exposición, se utilizó como sede de la Exposición Nacional de Bellas Artes, celebrada cada dos años. Y desde 1990, alberga proyectos e instalaciones específicas de artistas contemporáneos “que no se puedan estropear por la lluvia o las altas temperaturas”. “Siempre se intentan traer exposiciones adecuadas a las características de este espacio. Nunca pinturas o similares”.

Nueva exposición hasta el 24 de febrero

Cuando los responsables de la limpieza del Palacio de Cristal acondicionen el suelo, volverá a abrir al público para que los amantes del arte puedan disfrutar de la intervención ‘Dos anillos dorados’, que Jiří Kovanda (Praga, 1953) ha realizado expresamente para este espacio.

‘Dos anillos dorados’, que podrá visitarse hasta el 24 de febrero de 2013, es el último proyecto, de Kovanda, activo desde los años 70 en el campo del arte conceptual y el accionismo checo con vocación de apertura hacia la esfera pública.

La línea de sus trabajos más recientes introduce objetos cotidianos, y esta instalación es una reflexión sobre el valor que se concede a las cosas. “Algunas, sin valor económico aparente, conviven junto a otros altamente apreciados por su coste o material, lo que no siempre equivale a una mayor importancia; el valor concedido a los objetos es pura convención”, explica el autor.

Su obra ha sido objeto de exposiciones y performances en importantes centros de arte nacionales e internacionales, como CGAC-Centro Galego de Arte Contemporánea de Santiago de Compostela, Centre d’Art Santa Mònica de Barcelona, Tate Gallery de Londres o Centre Pompidou de París.

Compartir

Deja un comentario