Títeres gratuitos en el Parque del Retiro, este domingo a las 12.30h

0
627

teatro-de-titeres-del-retiro_4095791

C. Linares.- La compañía Okarino Trapisonda interpretará este fin de semana en el Teatro de Títeres del Parque del Retiro, en la Avenida de México del parque, junto a la entrada de la Plaza de la Independencia, la obra de teatro de títeres ‘Pinocho, corazón de madera‘: la extraordinaria historia de un muñeco que se hace niño, un títere que rompe los hilos que le atan para ser una persona.

En esta obra, los actores explotarán la faceta y tierna y de humor de Pinocho, cuyo corazoncito de madera ha de trasformarse en un corazón de carne, a través de una decena de títeres de diversas técnicas y tamaños y un gran trabajo de adaptación.

Será este sábado 19 y domingo 20 de enero de 12.30 a 13.00 horas y está dirigido a niños mayores de 3 años.

publicidad

El que se representará posiblemente sea el relato infantil más difundido universalmente; la Obra de Collodi ha transcendido las fronteras y las culturas para convertirse en el cuento de cabecera de muchas generaciones.

Pinocho posee la magia de la madera inicial, el hálito creador de Gepetto y el impulso vital de la buena Hada azul; pero su corazón es de madera y por eso hace cosas que le traen sufrimiento: olvida a su padre, no obedece y falta a la escuela metiéndose en líos con el titiritero Strómboli Comefuegos, viaja al país de los juguetes, para terminar convertido en burro… en fin, sufre las consecuencias de sus malas acciones, no es feliz, porque no sabe distinguir el bien del mal. Ahí interviene Pepito, el grillo, es la voz de la conciencia que el Hada presta a Pinocho, quien obedeciendo a Pepito llegará a sentir ternura, sentirá dolor al perder a su padre y hará que su corazón de madera se transforme en un corazón de carne.

‘Pinocho corazón de madera’ es la extraordinaria aventura de un muñeco que se hace niño, un títere que rompe los hilos que le atan para ser una persona, por eso su corazoncito de madera se trasformó en un corazón de carne. La aventura de Pinocho admite muchas lecturas y enfoques. El nuestro, intenta acercarse al mundo interior de Pinocho, de Gepetto, de Pepito grillo, a sus sentimientos, ilusiones y sufrimientos: Pinocho como figura del hijo; Gepetto el padre bueno que todo lo perdona y Pepito, la razón, la verdad, un poquito cascarrabias porque hace el trabajo sucio: es la conciencia de Pinocho.

Un gran número de títeres de diversas técnicas y tamaños junto a actores enmascarados al servicio del popular relato de Collodi. Un retablillo de doble ventana en el que se suceden las acciones cambiando las perspectivas. Por eso usamos 10 títeres distintos para representar a Pinocho: Planos, guantes, marottes, bunrakus de distintos tamaños evitan la rutina y permiten un lenguaje cercano al cinematográfico.

Según explican los actores, “desde los profundos recursos de la tradición titiritesca hasta los más modernos elementos comunicativos Pinocho renace en una versión creada especialmente para ser entendida, para sugerir ternura. Por eso limamos el excesivo peso de lo dogmático y moralista del relato primigenio, peso que en tiempos de Carlo Collodi, era verdaderamente revolucionario, pero son elementos que hoy en día originan rechazo”, apuntan.

— · —

Compartir

Deja un comentario