Ésta es la historia de las 4.500 cigarreras que levantaron Madrid

0
196

S. R.- Las cigarreras de Madrid, más de 4.500 mujeres obreras y luchadoras vecinas de Lavapiés y Embajadores que se ganaron el pan liando tabaco y hoy sienten morriña de aquel pasado, se han unido para recordar su trabajo de juventud en la fábrica de Madrid y darlo a conocer, a través de un cortometraje documental que está en proceso y una exposición fotográfica que relate su vida y la de sus jornadas liando tabaco en la capital. Antes de que acabe el mes de junio las primeras fotografías podrán disfrutarse en el espacio de Tabacalera.

Teaser Cigarreras from cigarrerasdoc on Vimeo.

La vida de las cigarreras de Madrid, importante sustento de la economía productiva de la capital, cuando apenas contaba con 550.000 habitantes, se desarrolló principalmente en los citados barrios de Lavapiés y Embajadores, porque eran los más cercanos a la fábrica.

Las trabajadoras del tabaco vivían en casas sin apenas comodidades, muchas de las viviendas estaban ubicadas en corralas y, lejos de la imagen romántica de la corrala que se pueda tener en 2018, echando la vista atrás, aquellas casas eran más “chabolas en vertical” que pisos dignos, según recuerdan las cigarreras, que afirman que vivían hacinadas en casas superpobladas.

Asimismo, la composición demográfica de dichos barrios permitió el establecimiento de fuertes lazos sociales, culturales y afectivos entre las trabajadoras, no únicamente gracias al trabajo compartido sino a su proximidad espacial y a la necesidad de afrontar las dificultades comunes en las que se desarrollaban sus vidas.

Así pues, el conjunto de estos factores resulta fundamental para comprender el fuerte vínculo de unión presente en este colectivo.

El hecho de que el grueso de la fábrica estuviese compuesto por mujeres tuvo una vital importancia tanto dentro como fuera de la fábrica, viéndose condicionado de este modo el trabajo y el espacio colindante de la fábrica por los trabajos de cuidados y reproductivos.

Dentro del espacio de trabajo tenían lugar –en los siglos XIX y principios del XX- parte de las labores de reproducción y cuidado asignadas a las mujeres, dando lugar a la necesidad de combinar el trabajo manual con espacios de cuidado de los hijos. Mientras, en diversos espacios colindantes a la fábrica se fueron desarrollando distintas instituciones, como un colegio (actualmente San Isidro), un asilo de niños (Casino de la Reina) o un asilo para las trabajadoras ancianas (Casino de la Reina).

En lo que respecta a las cigarreras en su condición de obreras, éstas suponen uno de los colectivos pioneros del movimiento obrero, cuya historia se caracteriza por motines, huelgas, sabotajes, redes de apoyo mutuo y levantamientos organizados, mucho antes incluso de que existiera una autoorganización sindical propia. Ellas, suponen sin duda, uno de los principios del movimiento obrero de este país, que mediante diversas luchas a lo largo del Estado dieron pie a numerosas victorias y mejoras de sus condiciones laborales, así como la capacidad de tejer una red de apoyo mutuo y defensa de su colectivo. Además, cabe señalar que de la fábrica de Madrid y de otras de todo el Estado salieron líderes obreras como Eulalia Prieto o Encarnación Sierra, las cuales fueron figuras destacadas en la lucha contra el fascismo durante la Guerra Civil.

A pesar de ello, lejos de la dura vida de las cigarreras y de la importancia crucial que ha tenido tanto para la historia de las ciudades que albergaban las fábricas, como para el movimiento obrero como pieza clave central del mismo, su vida ha sido diluida, silenciada o borrada de las ciudades –y de la memoria colectiva-, hecho constatable especialmente en la ciudad de Madrid. Paradigmáticamente, la “memoria” de estas trabajadoras se ha mantenido “presente” desde el folclore popular a través principalmente de obras como “Carmen” (George Bizet, 1845); que ha proyectado un estereotipo sobre las cigarreras de “rompe y rasga” o de “mujer fatal” como icono de la mujer cigarrera del siglo XIX, muy lejos de la realidad que vivieron todas ellas: mujeres, obreras y luchadoras.

Del recuerdo al formato vídeodocumental

La historia de las cigarreras de Madrid es una historia colectiva de mujeres, obreras y luchadoras, que ahora toma forma audiovisual.

“Es la historia de Madrid y de otras ciudades del Estado, incapaces de entenderse a sí mismas sin entender la relevancia y el papel central y fundamental que poseen las fábricas en su desarrollo económico, social y cultural. Es la historia de parte de las pioneras del movimiento y la organización obrera; la historia de las huelgas, del ludismo y del apoyo mutuo. Es la historia de mujeres como pieza fundamental de la producción, la economía doméstica, los cuidados y la lucha obrera. Es, en definitiva, parte de la historia que le pertenece a todas las mujeres”, informan desde el Proyecto Cigarreras.doc.

“El proyecto cigarreras.doc es un proyecto de investigación y recuperación de la memoria histórica colectiva de las mujeres obreras que trabajaron en la fábrica de Tabacalera de Madrid. Nace de la voluntad de visibilizar y desenterrar una pequeña parte de la memoria de las mujeres que trabajaron en la fábrica de Tabacos de Madrid, que personas como Paloma Candela o el colectivo “La Liminal” –entre otras-tratan de rescatar mediante su trabajo, y del que hemos pretendido, simplemente, tratar de poner un diminuto grano de arena en la arqueología de la memoria colectiva a través del audiovisual y la fotografía, con la participación en el proceso de varias de las trabajadoras de la fábrica”, afirman.

Cortometraje documental

La idea de realizar un cortometraje documental sobre las cigarreras de Madrid nació hace un año, en 2017, cuyo propósito no es otro que el de acercar una pequeña parte de la historia de las mujeres que trabajaron en la fábrica de Tabacalera de Madrid.e nace cigarreras.doc

Una vida de trabajo en fotografías

Además del cortometraje audiovisual, el proyecto Cigarreras.doc cuenta con una segunda parte sólo fotográfica, debido a la necesidad de explicar numerosos elementos importantes que quedan pendientes en el corto.

“A través de este proyecto fotográfico, pretendemos acercarnos y explicar la historia de forma más completa de las cigarreras mediante el retrato a algunas de sus protagonistas tanto dentro como fuera de la fábrica. De este modo, la fotografía nos permite acercarnos a una mayor dimensión de la vida de las cigarreras, para tratar así de explicar de forma más detallada su historia con la participación directa de más de una decena de sus protagonistas”, explican.

Compartir

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.