Los autobuses antiguos de Madrid toman el Paseo del Prado

0
431

F. Mollá.- Circularon por el Madrid de los años 50, 60 y 70. Fueron testigos de la Transición y a partir de los 90 empezaron a moverse con combustibles más eficientes. Los autobuses madrileños han salido del museo de la EMT (Empresa Municipal de Transporte) este domingo 12 de junio de 2016 para presumir de ser joyas históricas, precisamente en el paseo del Prado, una calle que años ha la recorrieron y que ahora, uno de sus tramos, les ha dejado su espacio para disfrute de los madrileños.

La EMT cuenta con un museo dedicado a los autobuses urbanos y a la historia del transporte público de superficie en la capital, tras una década de duro trabajo de recuperación. Está ubicado en el antiguo Taller General de la EMT en las cocheras de Fuencarral. Como principal elemento expositivo el museo alberga la colección de vehículos históricos de la EMT, compuesta por 26 unidades; asimismo, incluye otros elementos de interés histórico como la propia nave donde se ubica y sus instalaciones anexas (ejemplo prototípico de la arquitectura industrial de las décadas de 1950 y 1960); maquinaria; motores y piezas mecánicas; mobiliario; maquetas; paradas y marquesinas; asientos de autobús y tranvías; fotografías; fondo documental; uniformes; chapas y placas identificativas y otros complementos propios de empleados de la EMT (fundamentalmente, conductores, inspectores y cobradores); billetes y otros títulos de transportes, planos y mapas.

Entre los autobuses históricos preservados, destacan algunas ‘joyas’ como los modelos de dos pisos: el Guy Arab (de 1948) y el Leyland Titan (de 1957). También se encuentra el primer autobús articulado de Madrid (el Pegaso 6035-A, de 1966) y diferentes modelos emblemáticos de las décadas de 1970 y 1980 (por ejemplo, un Pegaso Sava 5720, que fue el primer microbús de la EMT; un Pegaso 6050, modelo con el que la flota de la EMT cambió al color rojo allá por 1974; o un a Pegaso 6038). También se hallan en el museo modelos más recientes, que supusieron hitos tecnológicos para la EMT y para Madrid en la década de 1990: el primer bus propulsado por GNC (gas natural); el primer bus propulsado por pila de hidrógeno; el primer bus de piso bajo; el primer microbús de propulsión híbrida.

El museo se completa con una amplia muestra de fotografías históricas y con una exposición sobre la evolución de los sistemas de billetaje en el transporte público madrileño desde el nacimiento de éste en el año 1871.

publicidad

Esta exposición ha sido cedida por el Consorcio Regional de Transportes de Madrid. De este modo, la EMT se acerca a los madrileños y les muestra la realidad de una empresa que gestiona 1.915 autobuses y 1,5 millones de viajeros al día, para que se entienda la importancia y dificultad de esta tarea y la relevancia del servicio que presta esta empresa municipal a la ciudad.

Compartir

Deja un comentario