Una ‘Plaza Gastronómica’ en el Mercado de Chamberí

0
201

F. Mollá.- Adaptándose a los nuevos tiempos y a la mejora de la oferta de servicios para los vecinos del barrio se ha abierto este lunes 18 de abril de 2016 la ‘Plaza Gastronómica’ en el Mercado de Chamberí.

El mercado de Chamberí fue uno de los cuatro mercados que se construyeron en Madrid a finales del XIX, en 1876, bajo la tutela municipal con el fin de regular la venta callejera en las calles de la capital. Hubo que esperar a 1943 para inaugurar el mercado con la estructura y concepto tradicional. La gestión, en régimen de concesión administrativa, corre a cargo de la Asociación Profesional de Comerciantes del Mercado de Chamberí desde el año 1991. Como curiosidad señalar que las “calles” de este mercado llevan el nombre de algunas de las zarzuelas más emblemáticas del “género chico” español: La Corte del Faraón, La Revoltosa, La Rosa del Azafrán…

El proyecto Plaza Gastronómica de Chamberí presentado por la asociación gestora se ha ejecutado, entre 2015 y 2016, con un presupuesto superior a los 400 000 euros. Esta inversión está financiada por los comerciantes del mercado y las administraciones municipal y autonómica a través de las convocatorias públicas de ayudas para la modernización de los mercados de Madrid. El Ayuntamiento subvencionó el proyecto en 2015 con 40 000 euros y queda pendiente la resolución de la subvención de 2016.

Crear un espacio para lograr una tasa máxima de ocupación en el mercado y ofrecer una nueva experiencia a los consumidores en ocho locales que ofrecen una cocina gourmet, especializada y con sabores singulares para el paladar es la base de este proyecto.

publicidad

Las obras han consistido en la demolición de 15 locales de los que sólo cuatro tenían actividad comercial y han sido reubicados en otras zonas del mercado con las correspondientes obras de reforma interior, instalaciones generales de servicio y equipamientos comerciales (mostradores y cámaras frigoríficas). El cuarto local ocupó un puesto libre disponible en el mercado el cual se preparó con trabajos de albañilería y mejora de las instalaciones eléctricas.

Por otro lado, se han habilitado los nuevos locales de restauración y comercio con degustación además de la zona común como punto de encuentro para probar la nueva cocina de mercado. Además, se ha mejorado la iluminación interior y exterior y se ha acondicionado la oficina.

El mercado tiene dos plantas comerciales, en la planta primera hay un gimnasio y en la planta baja 47 locales dedicados a la alimentación y a la restauración.

Para facilitar el acceso a los ciudadanos dispone de un aparcamiento con acceso directo al mercado.

* José Enrique Villarino es economista y consultor, experto en Transporte y columnista de Zonaretiro

Compartir

Deja un comentario