Cortylandia abandona Felipe II después de tres meses de ‘ocupación’

1
644

C. Linares.- Tras dos meses y tres semanas en funcionamiento, los tiovivos, la pista de hielo y las casetas instaladas en la Avenida de Felipe II por El Corte Inglés han empezado a ser retiradas este martes. Entre el montaje y el desmontaje, han sido tres meses los que el centro comercial ha ocupado la plaza que une Narváez con el Palacio de Deportes: un hecho tan criticado por algunos vecinos, que rechazar el uso comercial que se da a esta zona, como agradecido por los más pequeños de los distritos de Retiro y Salamanca que se han divertido allí antes, durante y después de las fiestas navideñas.

Polémicas aparte, cientos de niños han disfrutado desde el 25 de noviembre de 2011 hasta el 12 de febrero de 2012 de la Ciudad de la Navidad que el famoso centro comercial estrenaba este año, repitiendo lo tradicionales trenecitos de todos los años pero con nuevas figuras. Si la pasada Navidad 2010-2011, la temática representaba un viaje por el mundo (con una estatua de El oso y el madroño, la Torre Eiffel, la guardia rusa, la Estatua de la Libertad o los mariachis mexicanos) los elementos protagonistas de este año fueron los dulces, como se ve en estas fotografías.

El ticket para subirse a cada uno de los dos trenecitos instalados este año costaba 1,50 euros (gratis para los adultos que acompañan a los niños de hasta 3 años), al igual que el carrusel. Y los bebés hasta niños de tres años tenían para ellos las “máquinas automáticas”, al precio de un euro.

Al igual que en anteriores ediciones, en esta ocasión también se instaló una pista de hielo junto al dolmen e Dalí. El precio para los adultos era de 5 euros y para los niños, de 3.

Y junto a las atracciones había una gran casa de adornos navideños para decorar la casa y regalos, y pequeñas casetas de venta de dulces, que empezaron a ser desmontadas este martes 14 de febrero.

[AFG_gallery id=’61’]

Fotos: G.B. (Zonaretiro.com)

Compartir

1 Comentario

  1. Deberíamos hacer un acto público festivo para celebrarlo.
    Algo que no puedan disolver, por no tener permiso, sin quedar demasiado mal jj

Deja un comentario