Cinco comercios centenarios resisten a la crisis en el barrio

1
774

F. Mollá.- Dice el refrán que no hay mal que cien años dure pero, sorprendentemente, sí hay comercios que pueden presumir de haber cumplido un siglo, superando todas las crisis económicas que hicieron cerrar a los comercios colindantes. Cinco de ellos se encuentran en la zona Retiro y el Ayuntamiento les ha premiado con una placa de bronce diseñada por Mingote que informa de que el local en cuestión sigue en pie cien años después “por su calidad y buena atención al cliente, por su esfuerzo y sacrificio y por su innovación y capacidad de adaptación a las condiciones del año 2011”, bien distinto de las que rodeaban a los negocios allá por 1911.

Los cinco comercios se encuentran en las calles Serrano, Goya y Claudio Coello. Se trata de una perfumería, Álvarez Gómez en Serrano 14; una peluquería, Benítez-Monné, en el número 72 de la misma vía; dos joyerías, Durán, en Goya 19, y Yanes, en Goya 27, y la mercería La nueva Parisién, en Claudio Coello 23. Las cinco se encuentran incluidas en la nueva Guía de Comercios Centenarios de Madrid y las presentan como destino indiscutible del Madrid de las compras.

Negocios supervivientes

Los perfumistas Álvarez Gómez son conocidos desde 1899 por sus cremas de belleza, perfumes y aguas de colonia. A sus productos les caracteriza una etiqueta amarilla con el escudo de León, creada por sus fundadores, los primos Herminio, Belarmino y Emilio. Hoy en día se conserva y utiliza la fórmula original de su colonia, auténtico éxito de ventas desde su creación en 1912.

 

Benítez-Monné

De 1986 data la peluquería Benítez-Monné. La inauguró Cristóbal Navarro y el local fue uno de los primeros en instalar teléfono. En 1909 pasó a manos de Adolfo Benítez, un peluquero y barbero de la aristocracia que durante el verano se trasladaba con ella a San Sebastián. En 1956 el negocio pasó a su hija y hoy lo lleva su nieta, orgullosa de ofrecer servicios más modernos como el masaje o la siesta.

 

Durán

La joyería Durán fue creada en 1886 como platería y sus dueños actuales son la cuarta generación del dueño original, Pedro Durán y Muñoz.

 

Yanes

De 1881 es la joyería Yanes, obra de Claudio Yanes, que cuenta en su historia con haber sido el diseñador de las joyas que lucieron los invitados de la Boda Real entre Alfonso XIII y Victoria Eugenia. Los dueños actuales son la quinta generación de la familia y el éxito de sus piezas es tal que ampliaron fronteras y tienen joyerías fuera de España.

 

La nueva Parisién

Finalmente, el quinto comercio del barrio que puede presumir de haber sobrevivido a cien años de ventas es la mercería La nueva Parisién, que abrió al público en 1897. Federico García apostó entonces por especializarse en la venta de botones y accesorios de alta costura, entre los que se encuentran cinturones, sombreros, tocados, flores, guantes, pasamanerías y encargos especiales. Realizados con diseños propios, sus botones se cosen a prendas de primeras marcas como Balenciaga o Pertegaz.

 

Fotos: Zonaretiro.com

· Descargar la Guía de Comercios Centenarios IV

Compartir

1 Comentario

  1. ¡Qué lástima que excepto la perfumería Álvarez Gómez, que se conserva más o menos igual a como la he conocido siempre, los demás establecimientos reconocidos no hayan conservado su estética original. Supongo que así debe ser para agradar a una clientela tan selecta como la que tienen y que a lo largo de su historia habrán conocido multitud de reformas, pero da pena.
    Permíteme una ironía, F. Mollá, pero hablar de crisis en lo mejorcito del barrio de Salamanca, pues como que no.

Deja un comentario