El líder de la revolución islandesa anima a los indignados españoles

0
426

P.Horrillo.- La visita de Hörður Torfason a Madrid ha inyectado una importante dosis de optimismo y esperanza a los integrantes del movimiento del 15-M. Torfason, músico y actor, es relevante para los “quincemayistas” (denominación dada por Jose Luis Sampedro a los ciudadanos involucrados en el 15-M) por su papel protagonista en la revolución de Islandia. La también llamada “revolución silenciosa” o de las “voces del pueblo” consiguió en 2009 y tras cinco meses de protestas ininterrumpidas (iniciadas en diciembre de 2008) la disolución del Parlamento islandés y la convocatoria de unas elecciones con una renovada clase política. Otros objetivos alcanzados por este levantamiento popular han sido la nacionalización de la banca, la convocatoria de referendos sobre temas económicos, el enjuiciamiento de los responsables de la crisis (banqueros y políticos), y han puesto en marcha un proceso para reescribir su Constitución.

El activista islandés se ha mostrado impresionado por la organización de los manifestantes de las distintas ciudades españolas que ha visitado: “Desearía que la gente de Islandia trabajara como vosotros, de forma tan sistemática y con los objetivos tan claros”. Torfason está convencido de que el movimiento 15-M va a seguir creciendo pese a los “obstáculos” que encuentre por el camino, desde los “decréditos de la clase política” a las “acusaciones que puedan lanzar contra ellos los medios de comunicación vinculados al poder”; y ha recordado la alegría que sintió al conocer el éxito de la manifestación del domingo 15 de mayo en diversas ciudades españolas: “¡Por fin alguien más se despierta!”

Torfason se ha mostrado partidario del uso de las redes sociales para organizarse y generar cambios. “Somos inteligentes y tenemos la tecnología. Debemos combatir a los políticos que intentan controlar Internet”, ha advertido en relación a leyes como la de Economía Sostenible en España (conocida como Ley Sinde). Considera que sobre Islandia no se habla en los grandes medios porque ellos sí han conseguido “cambiar algo”. Además, ha afirmado que “la paz no resulta tan interesante para las cámaras como un joven encapuchado lanzando piedras, como está pasando en Grecia”. Finalmente, el activista islandés ha querido dejar un mensaje claro a los integrantes del movimiento, a quienes ha tendido la mano para lo que necesiten: “No abandonéis. No cedáis. ¡Luchemos todos juntos!”.

Policías identificados pidiendo el DNI

La aparición de Torfason ha sido particularmente importante para los activistas madrileños que el miércoles se vieron obligados, por primera vez desde el inicio del movimiento 15-M, a desconvocar una concentración. La noche del martes, unas 200 personas decidieron “acampar” cerca del Congreso para, a la mañana siguiente “dar los buenos días” a los diputados. Las protestas venían a poner de relevancia el malestar por la aprobación de la reforma de la negociación colectiva y, después de varias horas increpando a los políticos, se había decidido convocar una nueva concentración esa misma tarde en la Plaza de Neptuno. Sin embargo, la Policía amenazó con multas a las personas que iban llegando a la zona movidos por la convocatoria. Ante el requerimiento de los agentes (correctamente identificados, no como otras veces), los ciudadanos mostraban su DNI desconociendo que no tienen obligación de hacerlo. Según la ley de seguridad ciudadana, los policías sólo pueden pedir una identificación cuando sospechan que se esta cometiendo un acto delictivo, que no era el caso. Pero, en esta ocasión, los agentes lo hicieron para amedrentar a los manifestantes que, sintiéndose intimidados, decidieron posponer la concentración.

Compartir

Deja un comentario