El Gregorio Marañón asegura que todos los ruidos que ocasiona a los vecinos de Maíquez son legales

0
327

L. Torres.- El Hospital General Universitario Gregorio Marañón sentencia que el ruido que se produce en los sistemas de ventilación de la cubierta del pabellón de Oncología y escuchan los vecinos de la contigua calle Máiquez, se ajusta a la normativa municipal, en respuesta a la denuncia del propietario de un piso hasta el que llegan estos “molestos sonidos por la noche” y cuya historia recogió en exclusiva Zonaretiro.com.

El hospital, situado en zona de tipo II y para la cual la ordenanza municipal establece que no puede sobrepasarse en cinco decibelios el índice acústico máximo de 45 decibelios en horario nocturno, “en ninguna de las mediciones realizadas a pie de calle ha sobrepasado los 50 decibelios”,

Los ‘ruidosos’ aparatos de aire acondicionado del Gregorio Marañón – ZR

El centro hospitalario remarca que “así queda constatado en virtud del estudio de impacto acústico visado por el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos de Telecomunicación del día 8 de octubre de 2012, por medio de mediciones in situ conforme a los criterios de valoración y protocolos de medida de la ordenanza de protección contra la Contaminación acústica y térmica del Ayuntamiento de Madrid”.

Dicho estudio expone como resultado que “los niveles de presión sonora en todos los puntos evaluados en período nocturno son inferiores a los límites recogidos en la normativa” sobre la medición realizada el 4 de octubre de 2012.

publicidad

Casi un cuarto de siglo de ruidos

El Grupo Municipal Socialista llevó al pleno de la Junta de Retiro el pasado mes de octubre una petición que llevaba 23 años sin ser escuchada: varios vecinos de la calle Máiquez, entre las calles Ibiza y Menorca, llevan sufriendo y denunciando una contaminación acústica ilegal y muy superior a la permitida.

Según explicaron a Zonaretiro.com los afectados, residentes en el número 36 de esta calle, su perjuicio procede de un problema de insonorización en las instalaciones de aire acondicionado del Hospital Gregorio Marañón (que funcionan frente a sus viviendas); concretamente, en sus edificios de Oncología y Cirugía Experimental.

“Llevamos quejándonos 23 años de los ruidos y no hemos recibido respuesta alguna desde la Junta de Distrito hasta este mes de Junio, por parte de la nueva concejal presidente, Ana Román”, confesaba Ignacio Sánchez, uno de los vecinos afectados. “Nos envió una carta en la que quedaba patente que no comprendía nuestras denuncias. Llevamos muchos años sin poder dormir, incluso con tapones y nadie parece querer hacer nada”.

El grupo municipal socialista del distrito de Retiro pidió el pasado 9 de octubre que el PP “elevara al Área de Medio Ambiente, Seguridad y Movilidad, órgano competente en esta materia y ante la ineficacia de las medidas correctoras realizadas en las instalaciones de AA de los edificios del Hospital Gregorio Marañón, cuyos valores se encuentran por encima de los permitidos por la Ordenanza de Protección contra la Contaminación Acústica y Térmica (OPCAT), incumpliendo los objetivos de calidad acústica, sea declarado el Hospital y el ámbito exterior colindante, Zona de Protección Acústica Especial (ZPAE), previa la delimitación de los espacios a los que afecta la declaración, las causas específicas que originan los niveles sonoros existentes, así como la elaboración de un Plan Zonal Específico”.

Vistas desde las ventanas de los afectados – ZR

Pero, tras llevarse a cabo el estudio, el hospital argumenta que estos ruidos son legales. Aún así, mantendrá el contacto con este vecino para comprobar conjuntamente que las medidas correctoras efectuadas permiten solucionar el asunto con mediciones sonoras en su domicilio.

Compartir

Deja un comentario