Madrid Río inaugura café bar, terraza y tumbonas en la playa

0
1041

S. Remón.- La ‘playa de Madrid’ cada vez va pareciéndose más a una de las de la costa. Tras su apertura oficial sin chiringuitos ni tumbonas, Madrid Río empieza a tomar forma: ha inaugurado su primer café bar con terraza velador y ya dispone de servicio de alquiler de tumbonas. El proyecto no tendrá nada que envidiar a un complejo costero al final del verano, cuando abran cuatro quioscos más, dos heladerías y un restaurante.

Si el tiempo acompaña, decenas de madrileños podrán disfrutar del último fin de semana del mes de julio en el ‘Madrid Río Café Playa’, que así se llama este primer chiringuito del proyecto de Gallardón. Situado junto a los recintos acuáticos de la playa urbana y el puente de Arganzuela, este local gestionará el alquiler de 65 tumbonas al precio de un euro al día, en horario de 10:00 a 21:00 horas.

Quienes ya se han acercado a verlo han podido comprobar que el local no es muy grande (66 metros cuadrados) pero está íntegramente destinado al cliente ya que los almacenes que suministran al mismo son dos construcciones contiguas.

publicidad

El edificio, rodeado por una terraza velador de 100 metros cuadrados, ya había sido construido previamente por el Ayuntamiento de Madrid y sólo requería para su puesta en marcha los elementos necesarios para su explotación, que llevará a cabo la empresa Casa Remigio S.L. del adjudicatario Juan Ramos.

Precios populares

Los precios de las tumbonas, a un euro el día, son acordes a los precios de las consumiciones que se servirán en la barra: más baratos que en los locales de primera línea de playa. Los cafés y las cañas costarán 1,5 euros y los refrescos, 2. El plus por tomarlos en mesa será de 50 céntimos en cada bebida. Y, para picar, habrá ensaladas, bocadillos, pizzas y tostas, cuyo precio por unidad rondará los cinco euros. Pero no hay que olvidar que los servicios son de uso público para todo el parque, no sólo para los que consuman en el establecimiento hostelero.

A este café, en el que ya trabajan 14 empleados, pronto le acompañarán cuatro establecimientos más, que están en construcción, y  otros tres que se encuentran en edificación: un restaurante y dos puntos de venta de helados, frutos secos y bebidas. Ya no hace falta soportar atascos para llegar a la playa: basta coger el metro o el autobús para disfrutar de una auténtica jornada playera.

Compartir

Deja un comentario