Huelga indefinida de recogida de residuos a partir del 3 de enero

0
1128
Una papelera volcada en Narváez con Jorge Juan (A. Tezanos) - Zonaretiro.com

P. Rodríguez.- El próximo sábado 3 de enero de 2015 dará comienzo en Madrid una huelga indefinida a la que están llamados los trabajadores de recogida de cartón, envases, contenedores voluminosos, vidrio, móviles y pilas que se encuentran en plena negociación del convenio colectivo. Quieren tener los mismos derechos laborales que sus compañeros de recogida de basura domiciliaria.

El Comité de Empresa ha presentado el preaviso de huelga con carácter indefinido, que podría afectar a la recogida del Día de Reyes, que cada año se refuerza el 6 de enero por el exceso de cartones y vidrio de este día.

Esta huelga se enmarca en el proceso de negociación del convenio colectivo, en el que los trabajadores de la recogida de residuos piden la equiparación de las condiciones laborales a los de la recogida domiciliaria. Afecta tanto a los trabajadores de la periferia como a los del centro de Madrid.

Una huelga avisada con meses de antelación

“Habrá huelga de basuras si Botella acepta la oferta de los recortes”, titulábamos en Zonaretiro el pasado 24 de septiembre, días antes de que el Gobierno Municipal adjudicara a una nueva empresa el contrato de la recogida de basuras del exterior del anillo de la M-30.

Botella escogió la oferta más barata: la de la UTE formada por Cespa (Ferrovial) y Urbaser (Grupo ACS), que FCC adelantó que era inviable por el bajo presupuesto ofrecido.

FCC, a quien esta UTE arrebató en octubre el contrato del exterior de la M-30 (mantiene el de la zona interior) recurrió el contrato adjudicado y alertó de los problemas que, en su opinión, conllevaría la separación de los contratos de centro y periferia a la hora de las condiciones laborales, pues dicha separación las “alteraba” y podían “generar conflicto”, repercutiendo en la “calidad del servicio”, entendían entonces desde la empresa.

La UTE incumplió sus obligaciones desde el primer día y FCC entregó en mal estado los camiones de recogida. La empresa tenía la obligación de revertir al Ayuntamiento 301 camiones propulsados por gas natural comprimido pero sólo se entregaron 239, de los cuales 116 están utilizados, algunos desguazados y otros con averías.

Compartir

Deja un comentario