El Gregorio Marañón logra que una niña sin nervios auditivos pueda oír

0
116

P. Rodríguez.- El Hospital público Gregorio Marañón ha llevado a cabo un importante avance médico al realizar un implante auditivo de tronco cerebral a una niña de dos años que nació sorda por ausencia de los nervios auditivos, y que gracias a esta intervención ahora es capaz de percibir sonidos.

Seis meses después de la intervención la niña percibe sonidos y se mantiene la esperanza de que sea capaz de hablar más adelante. El implante de tronco cerebral en el oído era la única opción posible para que la niña pudiera oír, ya que ni audífonos ni un implante coclear, hubieran resuelto su problema debido a la interrupción de la vía auditiva a través del nervio.

La cirugía, que ha llevado a cabo el equipo médico del Gregorio Marañón con la colaboración del otorrinolaringólogo italiano Mario Sanna, consiste en la implantación de una placa de electrodos en el tronco cerebral de la niña para dar continuidad a la vía auditiva. Con la implantación de los electrodos se consigue que el impulso eléctrico llegue al córtex auditivo.

publicidad

Al mismo tiempo se coloca un aparato receptor-transmisor en la cabeza del paciente, de forma subcutánea, es decir, por debajo de la piel. Este receptor capta el sonido de otro dispositivo colocado en el exterior de la cabeza de la paciente.Otorrinolaringólogos del hospital Gregorio Marañón ya habían intervenido con anterioridad, con esta técnica, a pacientes adultos por sordera secundaria a la extracción de tumores del nervio auditivo.

— · —


View larger map
Compartir

Deja un comentario