Madrid tiene 690.900 parados según la EPA

0
535

L. Torres.- El desempleo bajó en 8.600 personas en el primer trimestre del año en la Comunidad de Madrid hasta situarse al término del pasado mes de marzo en 690.900 personas, con lo que la tasa de paro en la Comunidad de Madrid al término de marzo era del 21,03%, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) hechos públicos este martes 29 de abril de 2014 por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los datos de la EPA, diferentes de los del SEPE

Todavía son muchos los vecinos que se sorprenden al leer datos de parados en la EPA (de publicación trimestral), que no se corresponden con del antiguo INEM (mensuales).

Desde el punto de vista metodológico, la EPA es una encuesta a las personas en edad de trabajar residentes en hogares familiares, mientras que el paro registrado es una estadística administrativa que elabora el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE, antes INEM) con base en los registros de las Oficinas Públicas de Empleo.

Desde la perspectiva conceptual y de los colectivos considerados, el paro de la EPA sigue estrictamente criterios internacionales definidos por la OIT así como la normativa de la UE.

La población parada incluida en la EPA comprende a las personas entre 16 y 74 años que cumplen simultáneamente los requisitos de no tener empleo por cuenta propia o ajena en la semana anterior a la de la encuesta, buscar empleo en las cuatro semanas anteriores a la entrevista y estar disponible para trabajar en el plazo de las dos semanas siguientes.

Se realiza desde 1964, siendo la metodología vigente en la actualidad la de 2005. Se trata de una investigación continua y de periodicidad trimestral dirigida a las familias, cuya finalidad principal es obtener datos de la fuerza de trabajo y de sus diversas categorías (ocupados, parados), así como de la población ajena al mercado laboral (inactivos). La muestra inicial es de unas 65.000 familias al trimestre que equivalen aproximadamente a 180.000 personas.

Por su parte, el paro registrado no está sujeto a reglas tan estrictas y comprende al conjunto de personas desocupadas que permanecen inscritas en las oficinas públicas de empleo en demanda de trabajo el último día del mes y que no pertenezcan a colectivos excluidos expresamente por una Orden Ministerial de 11 de marzo de 1985 (demandantes que solicitan expresamente un empleo de determinadas características, los que no tienen disponibilidad inmediata para trabajar o beneficiarios de prestaciones por desempleo, entre otros).

Teniendo como base esta información, los datos que arroja la EPA apuntan que Madrid fue la tercera comunidad autónoma española que registró los mayores descensos del número de parados en el primer trimestre del año (8.600), después de Andalucía (59.200 menos) y Canarias (9.300 menos), en tanto que los mayores incrementos se produjeron en Baleares (18.800 más) y Galicia (16.100 más).

La clave del comportamiento del desempleo está en la evolución de la población activa, que se redujo en 187.000 personas, hasta un total de 22.883.900, lo que provocó que la tasa de paro haya subido 0,2 puntos a pesar de haber menos desempleados.

Respecto al primer trimestre del año pasado, el paro se redujo en 344.900 personas -241.800 hombres y 103.100 mujeres-, un descenso que ha afectado a personas de todas las edades, salvo a los mayores de 55 años. Respecto al último trimestre de 2013, el desempleo femenino descendió en 10.100 personas y el masculino aumentó en 7.700 personas, con lo que la tasa de paro de las mujeres subió 4 centésimas, al 26,57 %, y la de los hombres, 33 centésimas, hasta el 25,37 %. De esta manera, se mantiene la composición observada desde 2008 con poca distancia entre ambas tasas y más varones en paro.

Por edad, el descenso del paro se produjo entre los menores de 20 años, en tanto que atendiendo a su nacionalidad, bajó en 11.100 españoles y aumentó en 8.700 extranjeros.

El paro creció entre los empleados del sector servicios (27.700 parados más), de la construcción (7.200 más) y de la industria (5.100 más), en tanto que entre los de la agricultura bajó en 5.400 personas.

Asimismo, el desempleo subió en 9.900 personas entre los parados de larga duración (que perdieron su empleo hace más de un año), aunque decreció en 46.800 personas entre los que buscan su primer empleo.

En cuanto a la ocupación, la caída del número de trabajadores de los tres primeros meses del año es la menor registrada en un primer trimestre desde 2008.

El empleo descendió con más intensidad entre los hombres (141.200 menos) que entre las mujeres (43.400 menos) y, por nacionalidad, cayó más entre los españoles (100.000 menos) que entre los extranjeros (84.600 menos).

En función de la edad, el empleo sólo aumentó para las personas de 16 a 19 años (7.000 más) y para las de 50 a 54 años (23.800 más).

El número de trabajadores por cuenta propia se redujo en 20.300 personas y el de asalariados, en 164.000 personas, en tanto que entre los que tienen contrato indefinido el empleo disminuyó en 51.600 personas y entre los de contrato temporal, en 112.400 personas, de forma que la tasa de temporalidad se reduce al 23,13 %.

Por sectores, el empleo aumentó en la agricultura (31.800 personas más) y disminuyó en los servicios (126.000 menos), la construcción (48.200 menos) y la industria (42.200 menos).

En el conjunto del año la ocupación se ha reducido en 31.200 personas en el sector público y en 48.400 personas en el privado.

Flujos de población

El INE ha publica por primera vez los flujos de la población activa, que registra las personas que fluyen desde y hacia situaciones de ocupación, desempleo o inactividad.

Según estos datos, 1,08 millones de personas consiguieron un empleo en el primer trimestre de 2014, de las que 0,79 millones estaban en el paro y 0,28 millones estaban inactivas.

Asimismo, 1,58 millones de personas que abandonaron la situación de desempleo, 0,79 millones porque encontraron un puesto de trabajo y 0,78 millones porque pasaron a la inactividad.

A nivel nacional el número de parados bajó en 2.300 personas en el primer trimestre del año, hasta 5.933.300 españoles, y la tasa de desempleo se situó en el 25,93 % de la población activa, lo que supone un aumento respecto al cierre de 2013, en tanto que el empleo siguió disminuyendo.

En concreto, el primer trimestre cerró con 184.600 ocupados menos, con lo que el total de trabajadores retrocedió a 16.950.600 personas y la tasa de actividad se redujo 39 centésimas hasta el 59,46 % de la población activa, según la EPA.

* Ver tablas Nacional y CC.AA (PDF)
* Ver tablas CCAA y provincias (PDF)

Compartir

Deja un comentario