8 de cada 10 tiendas de ‘compro oro’ presentan irregularidades en Madrid

0
281

P. Rodríguez.- La zona de Retiro y Salamanca no es ajena al timo de las tiendas de ‘compro oro’ que, desde los barrios de la periferia y el centro de la capital se han extendido a estos distritos. Según los últimos datos hechos públicos por el Ayuntamiento de Madrid este domingo 28 de julio, el 77,4% estos comercios presenta algún tipo de irregularidad.

Foto: Jan S0L0 (Flickr)

Estos datos provienen de la campaña de inspección y control que ha realizado el consistorio desde el mes de mayo y que ha finalizado el 30 de junio, periodo durante el cual han inspeccionado 31 establecimientos y en 24 de ellos se han encontrado deficiencias.

La campaña ha estado motivada por la gran proliferación de este tipo de establecimientos que, con la crisis, aumentan cada año. Además, es un sector económico que hasta el momento no se había inspeccionado desde el punto de vista de la protección de los derechos del consumidor.

En el curso de las inspecciones no sólo se han comprobado las materias propias de consumo, sino que se ha controlado también la garantía de los artículos que se ofertan y verificado los instrumentos de medida utilizados en las transacciones. Por ello, junto a los inspectores del Instituto Municipal de Consumo, han participado técnicos de la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid, técnicos del Organismo Centro de Laboratorios y Servicios Industriales de Madrid, y la Policía Municipal. Esta campaña es un claro ejemplo de colaboración interadministrativa entre el Ayuntamiento de Madrid y la Comunidad.

publicidad

Los objetivos que se marcaron durante la campaña fueron acreditar que las piezas de oro expuestas para su venta incorporasen adecuadamente el contraste de origen, que identifica al fabricante o importador del objeto, y el contraste de garantía o contraste oficial que garantiza que el objeto contrastado cumple las prescripciones legales y alcanza o sobrepasa alguna de las leyes oficiales.

Verificar que los instrumentos de pesaje habían superado las distintas fases del control metrológico del Estado.

Comprobar el grado de cumplimiento de la normativa vigente en materia de consumo, como la emisión de documentos justificativos de los pagos efectuados en la compraventa de oro, el anuncio de los precios y las condiciones de venta de los artículos.

De los 103 productos que estaban a la venta (lingotes, anillos, pulseras, colgantes, pendientes, etc.), el 51,5% no llevaba el contraste de origen o el contraste de garantía, o bien no se anunciaba la ley correspondiente del metal.

En lo relativo al control metrológico de los instrumentos de medida el resultado fue:

Que el 30,8% de los instrumentos no disponía de los marcados de control metrológico ni los marcados del fabricante y la clase de precisión. En el 41,7% de los casos el instrumento de control no disponía de verificación en vigor. En el 41,2% no existía libro de reparaciones o tarjeta de control metrológico. En el 33,3% de los casos no disponía de etiqueta de verificación

En materia de consumo se ha detectado que el 70,4% de los establecimientos que venden artículos de oro no exhiben de manera adecuada los precios. En un 17,6% exhiben publicidad o carteles que pueden inducir a error al consumidor.

En el 10% de los establecimientos donde se permite recuperar los artículos entregados no se facilita justificante que identifique claramente el producto. Además, en el 3,7% no se expide documento justificativo de los pagos efectuados. Cuando sí se hace entrega de justificante, en el 11,5% no consta la identidad personal o social y fiscal del proveedor del servicio. Además el 25,8% no disponen de hojas de reclamaciones a disposición del cliente y el 29% no anuncia las hojas de reclamaciones mediante el correspondiente cartel oficial.

El Ayuntamiento de Madrid ha comunicado que ante los incumplimientos observados se iniciarán las medidas oportunas a fin de que las irregularidades sean subsanadas, incoándose los expedientes sancionadores por las infracciones.

Compartir

Deja un comentario