El Gran Hermano de una pareja de buitres negros madrileños

1
57

F. Mollá.- La Consejería de Medio Ambiente ha puesto en marcha una webcam de alta definición que permite seguir en directo la vida de un nido en el que convive una pareja de buitres negros y escuchar sus sonidos (y los de los aviones a los que de vez en cuando se oye sobrevolar la zona, tapando el piar de los pájaros que hacen de banda sonora de este particular reallity).

La cámara se ha instalado antes del inicio del periodo reproductor para no ocasionar molestias a la pareja, y transmite todos sus movimientos a través de internet para que cualquier persona puede observar desde su teléfono móvil, ordenador, tableta u otro dispositivo conectado a la red las evoluciones de estas aves. El proyecto se desarrolla con la colaboración de SEO/BirdLife, que también tiene un apartado en su web para seguir la retransmisión en directo.

En estos días, la pareja de buitres negros protagonista de este ‘reality natural’ está en plena fase de preparación del nido para la cría, una tarea para la que se ausenta frecuentemente en busca de materiales y en la que cuenta con la colaboración desinteresada de otras parejas de la misma especie que ayudan en la construcción e incluso utilizan la estructura para sus cópulas.

El cortejo de las aves, la puesta e incubación del huevo y, con suerte, el nacimiento del nuevo polluelo serán algunas de las actividades que los internautas podrán seguir en riguroso directo a través de sus dispositivos, un espectáculo que sólo el pasado año atrajo la atención de más de 200.000 visitantes virtuales.
Dos décadas de seguimiento

El seguimiento de la actividad de este nido, situado en un pino silvestre del valle de Lozoya, lleva dos décadas recibiendo financiación de la Comunidad de Madrid para realizar un seguimiento continuo de la colonia de buitre negro en la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) ‘Alto Lozoya’, incluida en parte en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama.

El buitre negro es una especie en peligro de extinción y supone el primer emblema del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama.

La Comunidad de Madrid cuenta con el 5% de la población europea de esta especie, la de mayor envergadura del continente con sus casi tres metros.

Las poblaciones de buitre negro de Rascafría han experimentado un considerable y progresivo aumento desde 1973, año en el que se tienen los primeros registros sobre la especie en la zona. De las apenas 6 parejas de aquellos años se ha pasado a las 115 que conforman en la actualidad esta colonia, una de las más importantes de toda Europa.

Compartir

1 Comentario

Deja un comentario