La cadena humana de docentes termina en una manifestación

0
234

P. Rodríguez.- Una cadena humana formada por varios miles de docentes, padres y alumnos rodeó este miércoles por la tarde la manzana en la que se encuentra la sede de la Consejería de Educación madrileña, en la calle de Alcalá, para exigir al Gobierno regional que acabe con los recortes en la enseñanza pública. Al grito de “Aguirre dimisión”, “Figar dimisión” o “Manos arriba, esto es un atraco”, los concentrados, la mayoría ataviados con camisetas verdes, han dado forma a través de esta cadena humana al segundo día de huelga de la enseñanza secundaria, convocada por los sindicatos CCOO, ANPE, CSI-F, FETE-UGT y Stem.

Las manos unidas de los manifestantes rodeaban casi por completo la manzana en la que se encuentra la consejería -las calles de Alcalá, Cedaceros, Los Madrazo y Marqués de Casa Riera-, y entre pitidos y gritos exigían la dimisión de la presidenta regional, Esperanza Aguirre, y de la consejera de Educación, Lucía Figar, y el fin de los recortes en la enseñanza. Un tramo de la calle Alcalá, entre Sevilla y la bifurcación con Gran Vía, ha tenido que ser cortado por la policía ante la gran afluencia de manifestantes, entre los que además de profesores había un buen número de estudiantes.

Varias unidades de la Policía Nacional vigilaban que todo transcurriera con normalidad. En este caso, se han podido incluso ver charangas animando la improvisada concentración.

Compartir

Deja un comentario