Un joyero de Ayala con Velázquez se defiende a tiros de sus atracadores

0
825

S. R.- El propietario de la joyería Arum, ubicada en la calle Ayala 46, esquina con Velázquez, ha herido de bala este sábado 16 de febrero a los atracadores que pretendían robar en su tienda-taller de joyería. El suceso ha tenido lugar a las 09.54 horas de la mañana cuando dos ciudadanos serbios de unos 30 años irrumpían en el local y, tras hacerse pasar por clientes, hablando en inglés e interesándose por unas joyas, amenazaron a los propietarios: el dueño y su hija.

Así lo recogen las cámaras de seguridad de la joyería, que ha emitido el programa ‘Espejo Público’ de Antena 3:

Uno de los atracadores disparó al dueño con una pistola Taser, de descargas eléctricas de 80KW, pero la descarga no se produjo al no dar a la víctima con los dos bornes. Y el joyero pudo defenderse disparando con el arma que tenía en la joyería, animado por su hija que le gritaba “papi, dispárales”, según se escucha en las grabaciones de seguridad, que grabaron la escena desde cuatro ángulos.

publicidad

atraco-ayala

Mientras, la hija del joyero roció a los atracadores con un aerosol de pimienta. Y entre los dos lograron hacer huir a los ladrones.

Los ladrones, heridos

Tres de los seis tiros que realizó el joyero fueron a parar a los atracadores: a uno de ellos en la ingle, a la altura de la arteria femoral, y en el pecho, a la altura del torax, y más superficial. El otro logró huir.

El ladrón herido también intentó huir. Corrió en busca de un taxi, dejando un rastro de sangre, pero el taxista, al ver su estado, decidió llamar a Emergencias y a la Policía.

atraco-ayala-febrero

Al llegar al lugar de los hechos, los efectivos de Samur-Protección Civil encontraron al atracador tendido en el suelo inconsciente, lo estabilizaron y trasladaron en una UVI móvil hasta el hospital La Paz, donde se encuentra en estado crítico.

El joyero fue atendido en el cercano Hospital de La Princesa a consecuencia del picor de los ojos que sufrió por el spray.

Detenido el segundo atracador

Horas después del suceso, la Policía Nacional detenía al segundo asaltante, que acudió, con tres heridas de bala, al Hospital Gregorio Marañón. Este segundo ladrón había recibido dos tiros en el abdomen y otro en el antebrazo, y al verlo, los médicos avisaron a los agentes.

Se trata de un hombre de 30 años y nacionalidad serbia, igual que su cómplice, y al igual que el primero, tampoco tiene antecedentes policiales.

El joyero tenía licencia de armas. Ahora el Grupo VI de Homicidios de la Jefatura Superior de Policía estudia el caso, con las pruebas recogidas por sus compañeros de la Policía Científica.

— · —



Compartir

Deja un comentario