El árbol caído había sido revisado unos días antes

0
169
Árbol caído este sábado 24 de marzo de 2018 a las 13.30 horas

C. Linares.- La concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés, ha afirmado este sábado 24 de marzo de 2018 tras la muerte de un niño de cuatro años en el interior del Parque del Retiro a las 13.30 horas por la caída de un pino que grandes dimensiones, que el ejemplar había sido revisado en los últimos días y que media hora antes habían decidido cerrar el parque debido a las fuertes rachas de viento, una afirmación que niegan muchos vecinos, que seguían en el parque una hora después sin saber de la prohibición ni del accidente.

Compareció con carácter de urgencia en el Palacio de Cibeles junto con la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, dos horas después del accidente.

publicidad

Carmena afirmó que se encontraba “consternada y apenadísima”. “Estamos en contacto con la familia. Todo esto nos llena de dolor. Ahora queremos mostrarles nuestro sentimiento, nuestra comprensión y nuestra solidaridad”, dijo Carmena.

La decisión del cierre se tomó a las 12.57, media hora antes del suceso

Sabanés también lamentó “profundamente” lo ocurrido y afirmó que el parque se encontraba en alerta naranja porque el viento superó los 85 kilómetros por hora. “Hemos evaluado los antecedentes y hemos decidido a las 12.57 que, al haber mucha humedad en la tierra y con vientos tan intensos, cerrábamos el parque”, explicó la edil.

El pino había sido revisado unos días antes

La concejal afirmó que el árbol que mató al niño de cuatro había sido revisado en los últimos días, aunque no supo precisar la fecha exacta.

También reconoció que se habían caído dos árboles durante la madrugada y algunos ejemplares más durante las jornadas anteriores. En los últimos días se han talado 21 árboles. “Hemos de calcular los niveles de riesgo y las necesidades de uso del Retiro, porque en sentido contrario también sería criticado un cierre permanente o continuado. No se pueden prever todas y cada una de las circunstancias”, añadió la edil.

El pino caído en el Paseo de Panamá, a apenas 50 metros de la entrada al parque, golpeó en la cabeza al niño, que jugaba con un patinete a pocos metros de su padre, que resultó herido en la pierna.

Los testigos corrieron rápidamente a intentar ayudar pero el niño había fallecido en el acto y el árbol era imposible de mover

Compartir

Deja un comentario